Epistemología de Platón


CONTEXTO HISTÓRICO PLATÓN(427-347 A.C):


Platón nacíó en la ciudad de Atenas en el año 427 a.C, era hijo de una ilustre familia, cuando solo habían pasado dos años de la muerte de Pericles.
Tras la muerte de Pericles, la gloria de Atenas decae por momentos. La infancia de Platón y su juventud se desenvuelve en el período de la Guerra del Peloponeso, donde se enfrentan Atenas y Esparta, participando Platón como esclavo.
Platón fue discípulo de Crátilo(seguidor de Heraclito) y recibíó una educación esmeradísima correspondiendo a su alta categoría social. Estudió matemáticas y música, además de cultivar la poesía. Pero su encuentro son Sócrates fue lo que dicidió su vocación como filósofo, cuando Platón solo tenía 20 años.
Tras la guerra con Esparta y un período de tiranía la democracia se restablece, condenando a muerte a su maestro Sócrates, quien termina suicidándose. Después de la muerte de Sócrates, Platón huye para no ser perseguido.
Platón fue un filósofo que no se conformó con desarrollar sus teorías sobre el Hombre y la sociedad, sino que quiso ponerlas en prácticas para conseguir una sociedad mejor que la que vivió él. Fracasó hasta 3 veces intentándolo en la Magma Grecia en el reino de los Dionisios en Stracura y terminó siendo perseguido y vendido como esclavo consiguiendo volver a Atenas, donde fundó en 387, “La Academia” que fue la primera gran escuela de la Antigüedad. Allí escribíó su obra “La República”. Destacando otras obras de él como: “Menón”, “Banquete”, “Fedón” o “Fedro”.

El texto propuesto pertenece al libro “La República”, una de las principales obras de Platón que pertenecen a su período de madurez


y donde este desarrolla sus ideas fundamentales sobre el conocimiento y la formación de los futuros gobernantes para poder conseguir fundar la polis perfecta.

En este libro aparecen tantos sus ideas políticas, como éticas, sobre el conocimiento, que formen un todo coherente, ya que, sigue una comprensión de la realidad y la educación tiene un papel fundamental en la formación de cada individuo tanto de forma individual(ética) como social(política)
.
Se distinguen dos tipos de conocimiento, por lo que Platón distingue dos tipos de realidades.
La teoría platónica del alma es de influencia pitagórica y se defiende el conocimiento como recuerdo, la inmoralidad del alma y el menosprecio de lo material como algo que oscurece el esplendor del alma.
Platón fue más allá que Sócrates al establecer la existencia de un Mundo de Ideas y considerarlo la auténtica realidad.

JUSTIFICA EL TEMA DEL TEXTO DE LA TEORÍA DEL AUTOR

Teoría de las Ideas: Platón no niega el alcance del conocimiento mediante los sentidos. Señala que el entendimiento y sentidos, son 2 fuentes distintas de conocer.
Frente al cambio captado por sentidos podemos oponer el mundo de los conceptos.
Platón distingue a nivel cognoscitivo entre Intelección y Opinión e indice que ambas fuentes se ocupan de 2 realidades distintas.
La intelección se ocupa de la Realidad 1º o Mundo de las Ideas, lo inmutable, ni nace ni perece, sólo captable por el entendimiento, no por los sentidos.
.

La opinión se ocupa de la Realidad 2º o Mundo Material, realidad semejante a la primera, cae bajo la experiencia de los sentidos, engendrada y está en constante cambio.

Platón parte de una distinción a nivel lógico o de conocimiento, el cual es evidente. Los seres humanos poseemos 2 niveles distintos de conocimiento, opinión(sentidos) e intelección(entendimiento). Platón no se conforma con afirmar esas formas de conocimiento a nivel lógico, da el paso del nivel lógico al ontológico, afirmando que a cada una de esas formas les corresponde una forma determinada de ser o realidad.
Platón al preguntarse de donde procede el saber, sabe que no puede proceder de los sentidos, ya que, conceptos o ideas como justicia, bondad, igualdad no han sido resultado de nuestras percepciones.

Concluye que nosotros hemos concebido estas ideas con anterioridad. El alma fue recibida en su existencia supraterrena anteior, al igual que Ideas como Igualdad, Bondad, Justicia… Derivan de la experiencia de los sentidos.

El alma adquiríó todo su saber antes de esta vía, el conocimiento tiene una memoria, un recuerdo que el alma contempló en su existencia supraterrenal que olvido al encarnarse en el cuerpo. CONOCER ES RECORDAR. El retrato me hace reconocer a la persona, de esta forma, las cosas sensibles, materiales, me hacen recordar las IDEAS que mi alma conocíó con anterioridad.

La IDEA para Platón no es una representación mental, sino la AUTÉNTICA REALIDAD PRIMARIA, más objetiva y real que las cosas que no son más que una imagen, una copia de las Ideas.


Las Ideas son seres con subsistencia propia. Son UNAS, ETERNAS, INMUTABLES, PERFECTAS, ARQUETIPOS o MODELOS de las cosas materiales, que no son sino copias suyas, son la verdadera realidad. Por tanto, la esencia de la Realidad son las Ideas.
Platón intenta armonizar las 2 opiniones contrarias por Heráclito y Parménides:
– Un Mundo tiene los carácteres propios del devenir, el mundo sensible, que debe ser justificado y no negado.
– Un mundo que tiene los carácteres propios de la eternidad, inmutabilidad y universalidad propios del ser de Parménides, es el Mundo de las Ideas.
EL MUNDO: Para Platón, la materia era algo oscuro, negativo. Eterna como las Ideas, existía fuera de ellas la materia informe. Por un lado, la materia inerte y pasiva y por otro, las Ideas perfectas, permanentes, nunca se hubieran puesto en contacto por si mismas. Se necesita la intervención de un tercer ser: EL DEMIURGO, EL HACEDOR. Un ser eterno, invisible, inteligente, bueno, poderoso, distinto de las Ideas e inferior a ellas.

El Demiurgo actuó sobre la materia caótica y la llevó a un estado de orden, tomando las Ideas como modelos. Es ordenador pero no creador, se basó en algo que ya preexistía, las Ideas y utilizó para hacer la copia, la materia. El mundo está lleno de imperfecciones, no es por la voluntad del Demiurgo, sino por la materia que está en las fronteras del no-ser y es esencialmente limitada y cambiante, se resiste a su acción.


JERARQUÍA DE LAS IDEAS:


Existen ideas como cosas y propiedades de las cosas(idea de Justicia, de mesa, de verde, de solidez…) Platón tenía una jerarquía de ideas: En la base, estaban las Ideas de grado inferior que eran las que estaban relacionadas directamente con las cosas del mundo sensible: las Ideas de reposo, movimiento, peso.. Encima de estas se encuentran las Ideas Matemáticas aplicadas al mundo sensible, son de carácter abstracto: la Idea de número. En el siguiente nivel están las Ideas Puras: belleza, justicia, son las Ideas de carácter ético. Y en el nivel superior y presidíéndo todo está la Idea de Bien. Platón la compara con el sol del mundo sensible por que da luz, calor y vida al mundo inteligible. Es el Ser Supremo y Soberano. Es la unidad esencial de la totalidad de la realidad, equivale a la Verdad por que es la razón última del Universo. Las Ideas son más perfectas al acercarse más a la jerarquía de la Idea de Bien.

Platón se preocupa del conocimiento de la Verdad movido por un interés no de tipo teórico, sino práctico, carácter moral y político. Platón se mueve por la preocupación de la formación que deben recibir los futuros gobernantes para tratar de crear un modelo de sociedad ideal, una utopía social y política. Trata de seleccionar a los mejores, instruirlos y hacer que se ocupen de dirigir a los demás hasta la contemplación del Bien. Supone un esfuerzo por parte de todos y este proceso de formación se nota en los 2 ejemplos emblemáticos: el Diagrama de la Línea y la Alegoría de la Caverna. Se muestra el camino a seguir para alcanzar el conocimiento de la Verdad, la contemplación de la Idea de Bien.


DIAGRAMA DE LA LÍNEA:


Es una línea que se encuentra dividida en 4 segmentos que representa los pasos a seguir para alcanzar la Idea de Bien. Cada segmento es un nivel de conocimiento distinto y puede ser un ámbito o realidad diferente.
Se divide en Doxa que es la opinión y en Episteme que es la intelección. Dentro de la Doxa se encuentra la Eikasia y la Pistis que forman el Mundo Sensible o 2º Realidad y dentro de la Episteme se encuentra la Dianoia y la Nóesis que forman el Mundo Inteligible o Realidad 1º.

ALEGORÍA DE LA CAVERNA

Platón escenifica el proceso de ascensión hasta la contemplación de la Idea de Bien, donde hay unos prisioneros que pasan por 4 etapas.
– En la primera se encuentran atadas de pies y manos y la estancia se encuentra iluminada por un fuego. Solo consiguen ver las sombras que se reflejan en la pared y escuchar ecos de las voces. Su único conocimiento son las imágenes visuales y sonoras. Este nivel es el nivel de ser el mundo de las imágenes, de las sombras del mundo sensible. Y en el nivel de conocimiento corresponde a la Eikasía y las disciplinas. Deben ser instruidos y en este nivel está la Gimnasia, la Música y el Arte de la Guerra. Eikasia es el grado de mayor ignorancia.

– Los prisioneros son liberados y pueden conocer las cosas mismas y no sus reflejos. Conocen los objetos originales a la luz del fuego. La dificultad de este proceso de aprendizaje se nota al ver que son ofuscados por el brillo del fuego y no diferencian bien lo que ven hasta que adecuan su vista a la nueva situación. Pertenece al nivel de las cosas del mundo sensible.


Es el nivel de la PISTIS o conocimiento de las cosas del mundo sensible. Las disciplinas de este nivel son las artes u oficios.
La Eikasia y la Pistis forman la DOXA u Opinión que corresponde a la REALIDAD 2º o MUNDO MATERIAL. La DOXA se desarrolla hasta los 20 años.

– Al salir los prisioneros de la caverna a la regíón solar, se ven ofuscados por el sol y no ven más que sombras e imágenes reflejadas. Piensan conocer peor que antes y desean volver al interior donde se sienten más protegidos. Esto demuestra la dificultad de un paso de nivel a otro superior. Cuando se acostumbren, verán perfectamente y no querrán entonces volver atrás. Este nivel supone el mundo de las formas matemáticas, Son objetos inteligibles, no materiales. El grado de conocimiento pertenece a la DIANOIA o razón discursiva. Grado de conocimiento propio de los matemáticos. Va desde los 20 a loa 30 años.

– Los prisioneros consiguen ver los objetos del exterior tal y como son: animales, plantas, astros distintos del sol( Ideas Puras) y el Sol(Idea de Bien).
El fuego es en la regíón subterránea lo que el sol es el Mundo Sensble, da luz, calor y vida. Y el sol de la alegoría representa el Bien es en el Mundo Inteligible, la razón de toda la realidad. Representa el mundo de las Ideas Puras de carácter ético hasta alcanzar la Idea de Bien. A nivel de conocimiento se trata de la EPISTEME, propia de los filósofos. Es el conocimiento del Bien, de la Verdad, de lo Uno, síntesis y explicación de la realidad. La disciplina de ese nivel es la dialéctica que discierne la Idea de Bien separándola de todo lo demás.El período es de los 30 a los 35 años.


Los que superan estas etapas y hasta los 50 años, son puestos a prueba en el desempeño de diferentes cargos públicos. De los 50 años en adelante, se ocuparán del gobierno de la polis.

LA NATURALEZA DEL ALMA Y SU RELACIÓN CON EL CUERPO:


Platón toma elementos de las creencias pitagóricas. El piensa que el alma tiene origen divino. El alma tiene dos facultades: Conocer y Mover.
La primera es la fundamental, por medio de esta facultad se pone en contacto con lo eterno, con el mundo inteligible, con las Ideas, con el Bien. El alma tiene una situación peculiar entre 2 mundos. Al ser de origen divino está con las Ideas y por estar encarnada en un cuerpo está sumergida en multitud de deseos y necesidades que la oscurecen y le impiden ascender y volverse hacía el Bien. Platón ofrece 3 pruebas de la inmortalidad del alma.

1- conocer es recordar- Como nuestra alma recuerda las Ideas, esto demuestra su existencia previa en el mundo de las Ideas.
2- Solo lo semenjate conoce lo semejante- Por eso, como el alma conoce las Ideas es ETERNA y PERFECTA como ellos.
3- Algo no puede participar a la vez de 2 Ideas contradictorias: No pueden tener dos propiedades opuestas a la vez. Como el alma participa de la Idea de la vida no puede participar de la IDEA DE MUERTE. Luego el alma es inmortal.

ÉTICA Y POLÍTICA:
ÉTICA:

Para Platón el ser humano tiene que decidirse entre dos formas el hedonismo o en el eudemonismo. Platón se opone al hedonista. Uno no puede ser feliz si fija la meta de su vida en el placer,


ya que, no se podría llamar humana, sino animal por que el ser humano además de poseer cuerpo material tiene alma racional, inteligencia.

Por lo que, el bien Supremo no puede consistir en la sabiduría Pura, no sería un bien completo del ser humano. El bien del ser humano consistirá en una mezcla de placer y sabiduría.

Hay que evitar las exageraciones del hedonismo así como también la rigidez del puro intelectualismo. La mezcla dosificada de placer y sabiduría, darán por resultado la felicidad que el ser humano puede alcanzar en este mundo, es decir, su eudaimonía.
Platón define la Virtud como la armónía del alma con una justa proporción entre sus partes.
La prudencia o Sabiduría es la virtud propia del alma racional y regula las acciones humanas.
La fortaleza o valor, es propia del alma irascible y ayuda al ser humano a sobreponerse al sufrimiento y dolor.
La templanza, es propia del alma concupiscible, domina las pasiones más bajas del ser humano.

EL MAL:


Platón piensa que el ser humano se hace malo. Según Platón la maldad es fruto del desenfreno, de estados patológicos productos de una educación defectuosa, situaciones desfavorables o carencias de influjos formativos.

POLÍTICA:


Según Platón el Estado tiene un origen natural. No es un capricho, es algo congregado a los seres humanos que siguen su instinto y una ley de la naturaleza.
Clases Sociales: Dentro del Estado cada miembro tiene que desempeñar una función concreta, igual que hay 3 almas, hay 3 clases sociales.

Las almas irascibles propias de la fortaleza o la valentía tienen una clase social que son los soldados.
Las almas concupiscibles propias de la templanza o moderación tienen una clase social que son los comerciantes.
Las almas racionales propias de la sabiduría o prudencia tienen una clase social que son los filósofos o gobernantes.
Las Justicia Social es la armónía de las 3 clases sociales.

COMPARACIONES:


La auténtica realidad es para Platón el mundo de las ideas. El mundo sensible, de las cosas materiales, es mera apariencia, sólo posee realidad en tanto que participa del mundo inteligible imitándolo. Por el contrario, para Aristóteles lo único real son los entes (cosas de éste mundo). Niega que sea necesaria la existencia de otro mundo donde resida lo real. Las esencias de las cosas no son trascendentes, sino inmanentes. Es decir, la esencia de las cosas, lo que hace que las cosas sean lo que son, no está fuera de ellas en otro mundo (trascendencia), sino en las cosas mismas (inmanencia), en su interior. Aristóteles afirma en la teoría conocida como Hilemorfismo que los entes del mundo son un compuesto de materia y forma .La materia es de lo que está hecho el ente y la forma lo que lo configura y distingue de los demás entes.

Distingue Aristóteles dos materias: la prima que es indeterminada, caótica, sin forma; y la segunda, una materia unida ya a una forma, y, por tanto, cognoscible.


Del mismo modo diferencia también dos formas: la forma sustancial y la accidental. La forma accidental es lo que se dice, lo que se predica de un ente pero que no es esencial en él. La forma sustancial (ousia), la sustancia o esencia, es aquello que hace que una cosa sea lo que es, y lo distingue de cualquier otra cosa.
Es en la esencia o sustancia donde reside el auténtico ser de las cosas, y no como pensaba Platón en un ente ideal trascendente.
En el ámbito del conocimiento las diferencias entre los dos filósofos griegos también son significativas. Para Platón el verdadero conocimiento (episteme) consistía en la contemplación directa de las formas universales, las ideas. La única forma de acceder a ellas es a través de la razón. Por su parte los sentidos sólo pueden mostrarnos las cosas del mundo sensible, por tanto, jamás obtendremos de ellos conocimiento sino, lo que Platón llamó opinión (doxa). Los sentidos no sólo no aportan nada al conocimiento, sino que lo obstaculizan atándonos a lo sensible y dificultando la liberación del alma.

Aristóteles coincide con Platón en considerar que el conocimiento es conocimiento de los universales. Sin embargo, para él, el conocimiento empieza por las cosas materiales y particulares de este mundo que son captadas por los sentidos.
Todo conocimiento arranca de la percepción sensible. Las múltiples y particulares sensaciones procedentes de los sentidos dejan una imagen particular en la memoria. La repetición de sensaciones posibilitará la experiencia. Sin embargo, la experiencia no rebasa el ámbito de lo particular.


Para alcanzar el verdadero conocimiento, el de los universales, tienen que entrar en juego dos capacidades de la mete humana: el entendimiento agente y el entendimiento paciente. En primer lugar, el entendimiento agente intervendrá sobre las imágenes de la memoria llevando a cabo un proceso de abstracción en el que irá despojando a éstas de toda su particularidad hasta que sólo quede la esencia, el concepto, lo universal. Finalmente, el entendimiento paciente será el encargado de que podamos conocer esos universales y trabajar con ellos.

En definitiva, el conocimiento es conocimiento de los universales pero su consecución empieza necesariamente con las sensaciones que nos transmiten nuestros sentidos.

ACTUALIDAD:


Platón es el más influyente de los filósofos de la historia. Su influjo no se limita al ámbito de la Filosofía sino que se extiende a todos los aspectos de la cultura occidental.
– Hoy en día el dualismo ontológico que defendía no tiene sentido, nadie duda de nuestro mundo material. Sin embargo, la reflexión sobre la distinción entre realidad y apariencia que surge de su pensamiento tiene máxima actualidad. Hoy inmersos en el mundo de la comunicación y de la información (cine, televisión, prensa, Internet…) necesitamos más que nunca la capacidad crítica que se desprende de su obra para no dejarnos llevar por primeras impresiones, ni asumir, sin más, aquello que se nos presenta como real.


La publicidad nos muestra insistentemente como real un mundo en que sus sugerencias aparecen como auténticas necesidades. Los medios de comunicación al servicio de unos intereses económicos y políticos no dudan en mostrarnos la realidad desde la perspectiva que les beneficia. Internet está lleno de posibles trampas para incautos… etc. Debemos mantenernos alerta, y ser capaces por nosotros mismos, de ver más allá de la realidad que se nos presenta, no nos pase como aquellos hombres encadenados en el fondo de la caverna.

– Por otra parte, el dualismo antropológico (alma-cuerpo) expresado por Platón y retomado por el cristianismo sigue siendo una creencia mayoritaria en nuestra sociedad. Así como la idea platónico-cristiana de la existencia de un mundo mejor al que debe dirigirse nuestra alma.
– Platón escribíó la República desde la convicción de la necesidad de una radical reforma política y la preocupación por el funcionamiento de las instituciones públicas. Esta preocupación se mantiene viva hoy en día, no hace falta más que ojear los tristemente habituales, titulares de los periódicos destapando escándalos de corrupción política.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>