Relación con autores


En el primer capítulo, habla de la experiencia como fuente De toda teoría, a la vez que se detiene en el hecho de la inaccesibilidad de la Experiencia de las otras personas, Laing considera que a esta experiencia se le Denominaba en el pasado “alma”. Al enfrentarnos a esta inaccesibilidad de la Experiencia ajena, podemos afrontar al mismo tiempo que solo la experiencia es obvia Para cada uno de nosotros. Según Laing: “La psicología es el logos de la Experiencia, es la estructura de la evidencia, y, en consecuencia, la ciencia De las ciencias.”

Las ciencias naturales carecen de conocimientos sobre la relación entre la experiencia y el comportamiento ya que la primera no establece Un problema “objetivo”; hoy en día no se han desarrollado métodos para conocer Esta relación. Habla de diferentes modalidades de la experiencia; más que las Oposiciones entre percepción (externa), e imaginación (interna), para él, Percepción, fantasía, ensueños, imaginación, memoria, sueños, constituyen Simplemente distintas formas de experiencia, ni más internas ni más externas.

Sin embargo, vivimos en dos mundos, el externo, cuyo Conocimiento ha sido desarrollado ampliamente, y el interno, de cuyos datos Poco se puede hablar. Para Laing: “El mundo interno será, pues, nuestro modo Personal de experimentar nuestro propio cuerpo, los demás, el mundo animado e Inanimado: la imaginación, los sueños, la fantasía y, detrás de todo eso, Cualquier alcance de nuestra experiencia.”

Ahora bien, nuestra experiencia se encuentra de manera Mistificada y alienada, que requerimos “desaprender” los modos, las conductas, Etc., que nos han conducido a ello (alienación)
, a fin de poder volver a Experimentar nuevamente este mundo en que vivimos con una actitud de sinceridad E interés. En general aceptamos un tipo de alienación “normal”, en todos Aquellos que actúan como casi todos actuamos; las “formas alienadas” que Sobresalen de este estado común son las que denominamos “patológicas”. Es Decir: “La condición de estar alienado, dormido, inconsciente, de estar fuera De la propia mente, es la condición del hombre normal”.

actuamos según vemos; nuestra conducta es una función de Nuestra experiencia, si ´esta ´ultima se encuentra desecha, mistificada, Oprimida, nuestro comportamiento será de índole semejante.

Otro punto interesante tocado en este capítulo se refiere a La fantasía como una forma valida de experiencia.

La primera forma que tenemos de experimentar el mundo es la Que los psicoanalistas han llamado fantasía”. Ahora, tradicionalmente se piensa Que esta fantasía se convierte en un “inconsciente” sin desarrollo y aislado. Laing plantea que el que así suceda constituye simplemente una forma de Alienación mas. Para el la fantasía, como una “forma especial de relacionarse Con el mundo.

 muchas de nuestras Acciones personales son destructivas, de nuestra

propia experiencia y de la de los, otros. Los llamados “mecanismos de defensa” psicoanalíticos, por ejemplo, son simplemente formas en Que una persona se aliena a si misma sin saberlo (inconscientes), son acciones Producto de su experiencia y se les denomina así “mecanismos”, debido a la Disociación fundamental de dicha experiencia. La persona siente que los “padece”, se convierte en “paciente”, en vıctima invadida por ellos.

En el capítulo segundo, “La Experiencia PsicoterapéÚtica”, Laing analiza postulados y métodos de la sicoterapia. Plantea entonces la Necesidad de desarrollar una teoría crıtica a partir de “…Conceptos que nos Indiquen la interacción y la interexperiencia de dos personas, y que nos ayuden A comprender la relación entre la experiencia de cada una de las personas y su Propio comportamiento, dentro del contexto de la relación entre ambas.

Lo que se busca es a fin de cuentas una teoría capaz de Proporcionar una visión total de la “estructura ontológica del ser humano”. “La Psicoterapia (continuando con las citas debido a su claridad) debe seguir Siendo un intento obstinado de dos personas para recuperar la totalidad del ser Humano a través de la relación entre ellas.

 “La Mistificación de La Experiencia” (capıtulo tercero), gira en torno a la idea de que una vez Destruida la propia experiencia y la de los demás, la alienación debe ocultarse A sı misma como tal. Esto constituye la mistificación de la experiencia. La Violencia se viste de amor y así se justifica, se hace incluso deseable; la Violencia, amor destruye nuestras primeras experiencias del mundo.

“Actuamos según nuestra experiencia a requerimiento de los, Otros, del mismo modo que aprendemos a comportarnos con ellos, obedeciendo sus, Ordenes. Se nos enseña lo que hay que experimentar y lo que no hay que experimentar, Igual que se nos enseñan los movimıentos que hay que hacer y los sonidos que Hay que emitir. Laing compara este fenómeno con lo que sucede en las ciencias Sociales;

Así pues, hemos de adaptar, constreñir, la potencialidad de Nuestra experiencia a los limites prefijados. La esquizofrenia, por ejemplo, es Considerada como un fallido intento de adaptación. Partiendo de ello, Laing Dice que en tal caso podemos hablar de ella como un “…Feliz intento de no Adaptarse a las realidades pseudo sociales.

El capítulo siguiente, “Nosotros y Ellos”, se refiere a esta Necesidad de lograr un “acuerdo”, de pensar y actuar conforme al “sentido Común”, excluyendo por los medios que sean necesarios, cualquier tipo de Experiencia distinta. La destrucción en que unos y otros nos hemos envuelto no Podrá ser frenada a menos que veamos que todos nosotros corremos el mismo Riesgo, vivimos la misma alienación. La división Nosotros-Ellos es pues, un Espejismo.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>