Consecuencias de la desintegración de la gran Colombia


Felipe IV (1621 – 1665) •

A la muerte de Felipe III en 1621, le sucedíó su hijo Felipe IV, • Política interior • El valido de Felipe IV, el conde-duque de Olivares, era una persona inteligente y con gran vocación política, que pretendía las siguientes reformas: •

A) Reformas Políticas

 • Pretendía que todos los reinos de España tuvieran leyes e impuestos similares a los de Castilla (Uniformidad legal y fiscal), para reforzar la autoridad del rey y aumentar la unidad de los distintos reinos (Memorial secreto de 1624). Al final no llegó a aplicarse. • Quería implicar a todos los reinos por igual en las guerras, que hasta ese momento habían recaído en Castilla.. Con este fin, propuso en 1626 la creación de la “Uníón de Armas” que establecía que todos los reinos debían contribuir con un número de hombres armados y pagados, para formar un ejército permanente (de unos 140.000 hombres aproximadamente). Las Cortes de Aragón y Valencia aportaron dinero pero no hombres; las de Cataluña no aportaron ni hombres ni dinero. •

B) Reformas administrativas y económicas •

 En realidad constituyeron un conjunto de propuestas, que la mayoría no pudieron llevarse a cabo, por la oposición que encontraron de las Cortes, propietarios, comerciantes y oligarquías locales, que en algunos casos desembocaron en graves altercados y motines.


Política exterior Felipe IV•

 La política exterior de Olivares, avalada por su rey, pretendía devolver a España su grandeza perdida; y por ello, va a introducir a España en una dinámica de guerras, que dejaría arruinada a la monarquía y a la economía del país. Gran parte de la política exterior del reinado de Felipe IV, va a estar ocupada por la Guerra de los Treinta Años (1618 – 1648) en la que franceses, daneses, suecos y protestantes alemanes quisieron acabar con el predominio de la Casa de Austria y de su emperador. Los españoles apoyaban a los austriacos. • En 1621, se reanuda la guerra con los holandeses, tras acabar la Tregua de los Doce Años que España había firmado con Holanda. La oposición a los Austrias en Europa estaba liderada por Francia, que no tuvo reparos en aliarse con los protestantes alemanes y holandeses, a pesar de que estaba gobernada por una monarquía católica. • La Guerra de los Treinta Años finalizó en la Paz de Westfalia (1648), que tuvo para España las siguientes consecuencias: • El reconocimiento definitivo de las Provincias Unidas (Holanda), aunque los Países Bajos católicos siguieron bajo dominio español. • España pierde la hegemonía en Europa, siendo a partir de ahora, Francia la nueva gran potencia europea. • A partir de 1648, España continuará su guerra en solitario contra Francia hasta la Paz de los Pirineos (1659), en donde se confirmó el declive de la monarquía española, que tuvo que ceder nuevas plazas al país galo, entre ellas el Rosellón y la Cerdaña. Se acuerda el matrimonio de Mª Teresa de Austria y Luis XIV.


El reinado de


Felipe III (1598 – 1621)


 •
Felipe III, hijo y sucesor de Felipe II, no tenía vocación política, y sólo le interesaba la caza y el juego. Con él se inicia el gobierno de los validos o privados, personas que tenían la confianza del rey y que actuaban como un auténtico primer ministro. Este sistema de gobierno se va a utilizar en España durante todo el Siglo XVII, pero también en Francia. • El valido de Felipe III fue el duque de Lerma, político mediocre y ambicioso, que colocó a sus familiares y amigos en todos los cargos más relevantes. Llegó a trasladar la Corte a Valladolid durante seis años (1600-1606) para ejercer mayor control sobre el monarca. • Debido a la debilidad de la monarquía de Felipe III, la alta nobleza tuvo una recuperación política. •

Política interior


El hecho más destacado fue la expulsión de los moriscos, decretada primero en Valencia (1609) y al año siguiente en Aragón y Castilla. Y en esto influyó el hecho de que la población cristiana, siguiendo la política de intolerancia religiosa de los Reyes Católicos, rechazaba a los moriscos; y a esto se añadía el miedo de que pudiesen ayudar a los piratas turcos a desembarcar en nuestros puertos mediterráneos. Las consecuencias fueron muy negativas, ya que formaban una comunidad de campesinos y artesanos (unos 300.000 aproximadamente) muy trabajadores, que dejó muy desabastecido las zonas de Valencia y Aragón. •

Política exterior


Durante este reinado se vivíó un periodo de paz, que fue posible porque se produjeron dos hechos muy favorables para España: • La muerte de Isabel I de Inglaterra, que facilitó la firma de un tratado de paz con este país. • La crisis financiera de la Corona, obligó a firmar con Holanda la Tregua de los Doce Años.(1609 –1621). • El cese de las guerras debería haber permitido la recuperación de la economía española, pero no fue así, por la irresponsabilidad del monarca y la corrupción de su valido.


Política exterior Carlos II (1665 – 1700)


Tras las paces de Westfalia (1648) y de los Pirineos (1659), España pierde su hegemonía en Europa, que la va a recoger Francia. Durante este reinado se concede la independencia a Portugal (1668), y se mantienen cuatro nuevas guerras con Francia, para defender nuestras posesiones en Italia y Flandes; pues, Luis XIV de Francia, alegando que no había recibido la dote de su mujer, la infanta María Teresa, hija mayor de Felipe IV, atacó los Países Bajos y obtuvo el Franco Condado. En Europa, durante la segunda mitad del Siglo XVII, preocupaba la política expansionista de Francia.

El problema sucesorio

Pero la cuestión prioritaria de su reinado, es el problema de su sucesión. Carlos II se casó dos veces, pero no tuvo descendencia en ninguna de ellas. Aunque su impotencia parecía clara, se le practicó un exorcismo, porque se pensó que podía estar hechizado. Conforme se iba acercando el final de siglo, nadie dudaba de la necesidad de elegir un sucesor para el trono español, y se manejaban dos alternativas: El archiduque Carlos de Austria, de la línea austriaca de la Casa de Habsburgo. Felipe de Anjou, de la Casa de Borbón y nieto del rey francés Luis XIV. Carlos II, poco antes de morir, nombró heredero a Felipe de Anjou con la intención de asegurar a la monarquía española el apoyo de Francia, que por su poder hegemónico en Europa, podía evitar la desintegración territorial de España. Pero Austria, no estaba dispuesta a perder su continuidad dinástica en el trono español; y Gran Bretaña, no deseaba la formación de un bloque hispano-francés que pudiese imponerse en Europa, como lo habían hecho anteriormente los Austrias.


Carlos II (1665 – 1700)


• Política interior •

Cuando murió Felipe IV, su hijo y sucesor, Carlos II, era un niño de cuatro años, débil y crónicamente enfermo, quedando como regente su madre, Mariana de Austria, En general, el reinado se caracterizó por la sensación de desgobierno, por las constantes luchas por el poder, la pérdida definitiva del prestigio internacional de España en beneficio de Francia y la preocupación por la cuestión sucesoria. En este reinado de Carlos II se distinguen dos etapas: • A) Regencia de su madre Mariana de Austria (1665-1775) • B) Gobierno personal de Carlos II (1675 – 1700). • A) En esta etapa de la Regencia, la reina prescindíó del Consejo, y depositó su confianza en su confesor, Nithard, (jesuita austriaco), que actuó como un valido. La Corte se va a convertir en un foco permanente de intrigas y luchas por el poder entre familias nobiliarias rivales. El valido austriaco había suscitado tanta antipatía y desconfianza en el pueblo, que fue sustituido por Fernando Valenzuela. • B) La mayoría de edad de Carlos II le permitíó acceder al gobierno, pero esto no cambiaría sustancialmente las cosas, ya que, a la continuada debilidad física y de salud del monarca, se unía su escasa capacidad intelectual. El monarca cedíó el gobierno a su hermanastro, D. Juan José de Austria, hijo natural de Felipe IV, que había tenido éxito en los servicios que había prestado en los Países Bajos, en Italia y en Cataluña. A este valido le sucederían otros dos.


Las rebeliones de 1640 (Felipe IV política interior)


La Guerra de los 30 años, la bancarrota y el descenso de metales preciosos de América, provocan una crisis económica. Los conflictos y protestas fueron constantes. El momento más crítico para la monarquía fue en 1640, fecha en la que brotaron una serie de rebeliones que pusieron en peligro la unidad del Estado. Debido a la impopularidad que alcanzó el conde-duque Olivares, Felipe IV, lo destituyó en 1643, muriendo dos años después. Las rebeliones, aunque se dieron en Vizcaya, Cataluña, Portugal, Andalucía, las más importantes fueron las de:

Cataluña (1640 –1652)


La causa inmediata de este conflicto se sitúa en los saqueos que produjeron los soldados castellanos e italianos en el territorio catalán cuando iban a enfrentarse a los ejércitos franceses. (Guerra de los 30 años 1618-1648). Los hechos más importantes ocurrieron en la ciudad de Barcelona, cuando un grupo de rebeldes vestidos de segadores provocaron un motín y asesinaron al virrey en la festividad del Corpus Christi (Corpus de Sangre de 1640). Los sublevados habían llegado a ofrecer el Condado al rey de Francia Luis XIII. La crisis económica, la aparición de un nuevo brote de peste y la opresión francesa, hizo que los catalanes se rindieran en 1652 a las tropas de D. Juan José de Austria, hijo bastardo de Felpe IV.

La independencia de Portugal

 La rebelión portuguesa tuvo un carácter nobiliario, anticastellano e independentista, que condujo a la proclamación del duque de Braganza como rey con el nombre de Juan IV. España no podía atender, al mismo tiempo, dos frentes tan importantes como Cataluña y Portugal, por lo que la monarquía portuguesa, con la ayuda de Francia e Inglaterra, pudo alcanzar la independencia en 1668, ya en el reinado de Carlos II.


La Monarquía Hispánica de Felipe II

• La Paz de Augsburgo de 1555, representó el fracaso de la idea carolina de la Universitas Christiana en torno al Imperio Alemán, como heredero del antiguo Sacro Imperio Romano-Germánico. • Con el reinado de Felipe II, que abarca la segunda mitad del S. XVI (1556- 1598), se acaba la Idea Imperial de Carlos y comienza una Monarquía Hispánica, basada en el absolutismo y la intolerancia religiosa que, desde 1561, va a convertir a Madrid en residencia del monarca y en sede de la corte imperial; continuando así, la hegemonía española en Europa. •

Política interior:


La sublevación de los moriscos (Alpujarras):

 El conflicto morisco surgíó en las Alpujarras de Granada en 1568. La comunidad morisca, que constituía la mitad de la población de Granada, estaba molesta con el trato que recibía de la comunidad cristiana, que recelaba de sus conversiones, y con el decreto real que se publicó en 1567, en donde se les prohibía el uso de su lengua, costumbres, bailes e indumentaria tradicionales. En general, los moriscos no estaban integrados en la sociedad cristiana; algunos practicaban el bandolerismo en las montañas. Constituían no sólo un problema religioso sino social y político, ya que también se les acusaba de colaborar con los piratas berberiscos y turcos. En la Nochebuena de 1568, estalló la rebelión morisca en Granada, extendíéndose con gran intensidad por la sierra de las Alpujarras; pudo ser sofocada dos años más tarde por D. Juan de Austria (hermanastro de Felipe II). Los moriscos que sobrevivieron fueron dispersados por toda Castilla, y sus tierras fueron confiscadas y asignadas a otros colonos.


El problema del príncipe Carlos (Felipe II política interior)


• Del primer matrimonio de Felipe II con Mª Manuela de Portugal, nacíó el príncipe Carlos, de frágil salud, personalidad voluble e influenciable, y con problemas mentales cercanos a la esquizofrenia. A pesar de estas circunstancias, fue nombrado heredero, y ello no impidió que apoyase a los rebeldes de Flandes y se opusiese a los intereses políticos de su padre. El agravamiento de sus problemas físicos y políticos hizo que Felipe II mandase, en 1568, encerrarle en su habitación, donde moriría seis meses más tarde.
Antonio Pérez y el conflicto de Aragón (1590 – 1592) •

 Existía en Aragón un gran descontento político, impulsado por una parte de la nobleza aragonesa, que se opónía al aumento del intervencionismo del rey en Aragón; ésta, deseaba mantener y fortalecer sus fueros y costumbres, y veía en el Tribunal del Justicia Mayor de Aragón la institución defensora de sus libertades. • En el año 1591, en este ambiente de crisis social y resistencia a la autoridad real, se produjo la llegada a Zaragoza de Antonio Pérez, judíoconverso y antiguo secretario de Felipe II, que había estado implicado en el asesinato del secretario de D.Juan de Austria (Juan de Escobedo), y que tras pasar once años en la cárcel, se fue a su tierra aragonesa para acogerse al fuero del Justicia Mayor y librarse de la justicia de Castilla. • Felipe II, mandó a la Inquisición apresarlo, ya que era la única institución que tenía poder en España entera y en las Indias. El Justicia Mayor, Juan de Lanuza, consideró que esta acción iba contra sus fueros y costumbres (contrafuero), y no sólo se negó a entregarlo, sino que permitíó que el preso escapase a Francia, y de allí, se iría a Inglaterra, desde donde se dedicaría a desprestigiar al rey y a divulgar secretos de Estado, surgiendo así lo que se conoce como “Leyenda Negra”. • Felipe II envió un ejército a Aragón, ajustició a Juan de Lanuza y redujo los fueros aragoneses.


Represión de los focos protestantes (Felipe II política interior)


Con Felipe II no sólo se continuó la política de intolerancia religiosa iniciada por los Reyes Católicos, sino que además se aplicaron los principios de la Contrarreforma (Concilio de Trento). El principal instrumento de control religioso fue la Inquisición, pero también se adoptaron una serie de medidas represivas para evitar que la herejía se estableciese en España: • La extinción de las comunidades protestantes de Sevilla y Valladolid, que fueron duramente combatidos con autos de fe. • La prohibición de traer libros extranjeros. • La prohibición de estudiar en el extranjero. • La publicación de un índice de libros prohibidos. • Sólo el Consejo de Castilla podía editar libros religiosos.

Auto de fe:


ceremonias que se celebraban en plazas públicas y con gran solemnidad, en las que daban a conoce las sentencias de la Inquisición contra los acusados. Los condenados a muerte eran conducidos a la hoguera.

Política exterior (Felipe II)


 La política internacional de Felipe II heredó algunos conflictos que su padre, Carlos I, había tenido • El enfrentamiento con Francia. Los enfrentamientos entre Francia y España por la hegemonía en Europa terminan con la victoria española en la batallas de San Quintín (Para celebrar esta victoria, Felipe II mandó construir el monasterio de El Escorial) (1557) y de Gravelinas (1558). Más tarde, se firmó el Tratado de CateauCambrésis (1559), en donde se acuerda el matrimonio de Felipe II con Isabel de Valois (hija de Enrique II de Francia). También se consolidó la hegemonía de los Austrias en Italia.


• Enfrentamiento con los turcos. (Felipe II política exterior)


La expansión turca en el Mediterráneo seguía siendo una constante amenaza; por ello España, Venecia y el Vaticano formaron en 1570 la Liga Santa y organizaron una flota que se enfrentó a los turcos en las costas griegas de Lepanto (1571), obteniendo una victoria que, aunque frenó el avance turco, no serviría para acabar con la piratería en el Mediterráneo.

Anexión de Portugal (1580)


• En 1580, muere sin sucesión el rey Don Sebastián de Portugal . Felipe II, como hijo de Isabel de Portugal y nieto de Manuel I el Afortunado, hizo valer sus derechos al trono. Derrotó en la batalla de Alcántara al ejército de D. Antonio, prior de Crato, que era el otro pretendiente al trono portugués . (Los dos son nietos de Manuel I el Afortunado, aunque el prior por línea bastarda.) • Para ganarse al país vecino, prometíó respetar su autonomía y proteger su comercio. Las Cortes de Tomar de 1581, lo reconocieron como rey de Portugal. Felipe II decidíó que todos los asuntos portugueses fueran gestionados por ellos mismos. • Una de las consecuencias de la anexión de Portugal en 1580, sería el control de su gran Imperio marítimo (Brasil y los enclaves comerciales en África y Asía). Felipe II, que estuvo durante dos años residiendo en Lisboa (1581– 583), vio la conveniencia de desarrollar una política atlántica que le sirviese para su enfrentamiento contra ingleses y holandeses. • Portugal pertenecería a la corona española de 1580 a 1640. • En el Imperio de Felipe II “jamás se ponía el sol”


La lucha contra el protestantismo: los Países Bajos, Inglaterra. Francia (Felipe II política exterior)


 La lucha contra el protestantismo iba aumentando. La mentalidad protestante y calvinista se extendíó por los Países Bajos, enfrentándose con el espíritu de la Contrarreforma que había nacido en el Concilio de Trento. Esta lucha contra el protestantismo se va a efectuar en tres frentes distintos: Países Bajos, Inglaterra y Francia. • Los Países Bajos fueron un foco constante de lucha entre protestantes y los ejércitos españoles dirigidos por el duque de Alba, D.Juan de Austria y Alejandro Farnesio. Sólo hubo un corto periodo de paz, que fue cuando Felipe II entregó los Países Bajos a su hija Isabel Clara Eugenia al casarse con el archiduque Alberto de Austria. • Sin embargo, los rebeldes protestantes recibían la ayuda constante de Inglaterra, y de los piratas ingleses que acosaban a las costas y navíos españoles. Todo ello, obligó a Felipe II a construir una gran escuadra, la Armada Invencible, con la que pretendía invadir Inglaterra en 1588, pero las tempestades y la mejor marina y estrategia inglesa servirían para destruir la flota española. • Al final, los Países Bajos se dividieron en dos partes, una al norte, Holanda, que dominada por los calvinistas, se independizaría de España; la otra, al sur de los Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo, sería católica y seguiría dependiendo de España. • En Francia continuaban las guerras de religión entre los católicos, apoyados por España, y los protestantes seguidores de Calvino, que en Francia eran llamados hugonotes. Más tarde, el hugonote Enrique IV de Borbón (o de Navarra) , se casaría con Margarita de Valois (reina Margot), y se convertiría al catolicismo para que Francia y España firmasen la Paz de Vervins (1598), y así poder ser rey de Francia (Parece ser que con el fin de ser rey, y de que Felipe II no se opusiese, pronunció la frase de “París bien vale una misa” convirtiéndose al catolicismo ya que era protestante)


A) Carlos V y su idea de Monarquía Universal

• Con la muerte de los Reyes Católicos deja de reinar en los reinos hispanos la Dinastía de los Trastámara y comienza la de los Austrias o Habsburgo. • La monarquía de los Austrias se va a organizar como una agrupación de estados diferentes que gozaban de gran autonomía interna, pero que tenían en común el mismo soberano. • Carlos, el hijo de Juana la Loca y Felipe el Hermoso, que había nacido en Gante (Bélgica), en el año 1500, recibíó una gran herencia territorial: • Por parte de su abuelo paterno, Maximiliano de Austria, recibíó Austria y el derecho a presentarse como emperador de Alemania. • De su abuela paterna, María de Borgoña, obtuvo los Países Bajos y el Franco Condado. • De su abuelo materno tuvo la Corona de Aragón (Cataluña, Valencia, Cerdeña y el reino de Nápoles y Sicilia). • Por parte de su abuela materna, la Corona de Castilla, con Navarra y América. • En 1517, llegó a la Península para tomar posesión de los reinos hispánicos, siendo reconocido como Carlos I. Al poco tiempo, en 1519, con el apoyo financiero de los “Fugger” y con los tributos que exigíó a las Cortes castellanas, pudo comprar los votos de los príncipes electores, obteniendo así la corona imperial de Alemania y el título de Carlos V. Sin embargo, el principal problema será la dificultad de gobernar unos territorios que estaban muy dispersos y que tenían leyes e instituciones muy diferentes. • El Imperio tenía una estructura medieval, formado por un conjunto heterogéneo de posesiones, y Carlos V quería transformarlo en una “Monarquía Universal”; y para conseguirlo era necesario buscar un vínculo común, que fue el concepto de “Cristiandad” (el emperador pretendía dirigir a todos los príncipes cristianos para luchar por la pureza de la fe cristiana). Esta obsesión por conseguir la “Idea imperial” le llevaría a continuas guerras y enfrentamientos.


Política interior: Las Comunidades y Las Germánías. (Carlos V)
• La revuelta de las Comunidades de Castilla
• Las ciudades castellanas observaban que, aunque Castilla era el corazón y el principal soporte del Imperio carolino, los nobles extranjeros que habían venido con Carlos I ocupaban los altos cargos políticos; además, les exigíó dinero para conseguir ser elegido emperador de Alemania ya que había muerto su abuelo Maximiliano. Todo esto, le fue creando un movimiento de clara hostilidad hacia él, y hacia su política europeísta. • Las principales ciudades castellanas (Toledo, Segovia, Salamanca, Zamora, Ávila, Cuenca, Madrid y en Murcia, (aunque aquí tuvo un carácter más antiseñorial) se sublevaron en 1520, al marchar el rey para ser coronado emperador, dejando como regente a Adriano de Utrecht, y sustituyeron el poder municipal por “Comunas”, integradas por artesanos, comerciantes y miembros de la baja nobleza y del bajo clero. Reclamaban al monarca las siguientes peticiones:
a) El regreso de Carlos a España. B) Que los extranjeros quedasen excluidos de los cargos políticos. C) Mayor protagonismo de las Cortes castellanas. D) Reducir los impuestos y los gastos de la Corte. E) Controlar y limitar la exportación de la lana, que aunque beneficiaba a la monarquía con los impuestos que cobraba, también privaba a la industria textil castellana de materia prima. • El movimiento comunero se fue radicalizando, y ello facilitó que los campesinos se incorporasen a la revuelta comunera, que se transformó en una rebelión antiseñorial que luchaba también contra los abusos de la nobleza, por lo que ésta, que hasta entonces había permanecido al margen del conflicto, uníó sus fuerzas a las del rey para acabar con los comuneros, que fueron derrotados definitivamente en Villalar (1521); sus líderes (Bravo, Padilla y Maldonado) fueron decapitados públicamente. • Las consecuencias de esta derrota fueron determinantes para Castilla, ya que frena el desarrollo de una burguésía innovadora, consolida una alianza entre la monarquía (poder político) y la alta nobleza (poder económico y social), y deja a las Cortes castellanas como un instrumento al servicio de los monarcas, sin que pudiesen controlar los impuestos de los ciudadanos.


Las Germánías de Valencia (Carlos V)


• La sublevación de las Germánías fue casi simultánea a la de las Comunidades en Castilla. Se inició en Valencia, y se extendíó a Murcia y Mallorca. • A diferencia del movimiento comunero, la rebelión de las Germánías fue, desde el principio, un claro conflicto de clases, entre burgueses y artesanos por un lado y la nobleza por otro, por conseguir el poder municipal. • En 1519 los gremios de artesanos de Valencia solicitaron al rey permiso para reclutar una milicia o hermandad (“Germánía”, en valenciano) con el fin de defender la costa contra los ataques de los piratas berberiscos. Una vez constituida, se reunieron en Junta y propusieron la reducción de los privilegios de la nobleza. El conflicto se fue radicalizando hasta llegar a la rebelión abierta, cuando los poderosos abandonaron las ciudades ante la presencia de una epidemia de peste, lo que aprovecharon las clases populares para ocupar los cargos municipales. • Tras varias batallas, los agermanados serían derrotados definitivamente por las tropas castellanas en Orihuela. • Las consecuencias fueron muy parecidas a las de Castilla, ya que quedó consolidada la alianza entre monarquía y nobleza en perjuicio de la burguésía.

Política exterior: (Carlos V)


 • Los conflictos exteriores fueron constantes y numerosos, originando enormes gastos militares que debilitaría la economía de Castilla. • La idea imperial de Carlos I (Universitas Cristiana) consistía en la creación de un Imperio Cristiano Universal que se basaba en el Imperio alemán, en una ideología cristiana y en el poder económico y militar de Castilla; todo ello bajo la tutela del Papa y la autoridad del emperador. Sin embargo, no encontró el apoyo del Pontífice, ni de Francia. • La política internacional se va a desplegar en tres frentes que, muchas veces, van a activarse al mismo tiempo: la rivalidad con Francia, los conflictos religiosos en el Imperio alemán y la amenaza turca.


A) La rivalidad con Francia.(Política exterior Carlos V)


 • Entre 1519 y 1544, la lucha por la hegemonía en Europa le llevó al enfrentamiento con Francisco I de Francia, que, rodeada por las posesiones de los Austrias, buscaba abrirse camino hacia el Mediterráneo. • La rivalidad con Francia se va a desarrollar en Italia, y se pueden distinguir dos etapas:  En la primera etapa, Francia, invade Navarra y Milán, pero al final, el rey francés es derrotado y hecho prisionero en Pavía, teniendo que firmar en 1526 el Tratado de Madrid, en el que se comprometíó a renunciar a sus pretensiones italianas. El Saqueo de Roma (1527) se produjo en esta época. Los “Tercios” (tropas) españoles, compuestas en su mayoría, por mercenarios, saquearon Roma durante una semana, para protestar por la ayuda que el Papa había dado a Francia.  La segunda etapa se inicia cuando el monarca francés, una vez en su país, se niega a cumplir los compromisos del Tratado de Madrid y firma la “Liga Clementina” con el Papa Clemente VII, Florencia, Venecia y Milán para expulsar a los españoles de Italia. Francisco I, derrotado, se vio obligado a firmar la Paz de Cambrai (1529). Carlos I renuncia al ducado de Borgoña y Francisco I a Italia. Fue llamada también “Paz de las Damas”, porque fue firmada por la madre de Francisco I de Francia y una tía de Carlos I.
B) La amenaza turca • La profunda y continua rivalidad entre Francia y España, tiene su base en el deseo de ambas por obtener la hegemonía en Europa. Francia, que se había opuesto a la presencia española en Italia y a la idea de “Universitas Cristiana” (Monarquía Universal Cristiana) defendida por Carlos I, a pesar de ser un país católico, se alió con el sultán turco Solimán el Magnífico, y fue permisivo con el protestantismo, con el fin de que España estuviese acosada en varios frentes. • El Imperio otomano (turco) se fue extendiendo por todo el Mediterráneo, contando con la ayuda del pirata Barbarroja que, desde Argel, Túnez, Trípoli y Bugía, atacaban las islas mediterráneas y las Penínsulas Ibérica e Itálica, consiguiendo esclavos y exigiendo rescate. La expedición española para rescatar Argel en 1541, fracasó estrepitosamente, y el Mediterráneo occidental siguió siendo un mar inseguro.

C) La guerra en Alemania: el problema protestante (Política exterior Carlos V)

 • A finales de la E. Media, había descontento por el lujo exagerado de los altos cargos del clero, la compraventa de cargos eclesiásticos y la venta de bulas e indulgencias. En 1515, el Papa León X puso a la venta nuevas indulgencias para pagar la construcción de la iglesia de San Pedro del Vaticano. Martín Lutero publica 95 tesis, en donde critica la doctrina católica y a la jerarquía eclesiástica. • Además del problema de Francia y del problema turco, el emperador tuvo que afrontar la difusión del protestantismo por el norte de Europa, ya que Martín Lutero y sus seguidores, desde 1519, estaban extendiendo la Reforma en el Imperio con el apoyo de muchos nobles y príncipes alemanes, que habían formado la “Liga de la Esmalcalda” (1531) para independizarse del Papa y de Carlos I, y apoderarse de las posesiones de la Iglesia. • Carlos I, en un primer momento, intentó solucionar el problema protestante con la convocatoria de Dietas o Asambleas, pero no tuvo éxito este plan, y tuvo que pasar al empleo de las armas; solicitando más tarde al Papa la celebración de un Concilio en Trento (1545-1563) para luchar contra la Reforma Protestante, es lo que se conoce como Contrarreforma Católica. Aunque el emperador pudo vencer a los protestantes en Mühlberg (1547), al final, en la Paz de Augsburgo (1555) tuvo que reconocer la existencia de dos religiones en el Imperio, pues los súbditos de cada territorio podrían seguir la religión de su príncipe. • Conclusiones • En 1556, Carlos I, cansado de la intensa actividad que había tenido durante toda su vida, renuncia al poder, dejando la Monarquía Hispánica a su hijo Felipe II, y el Imperio Alemán a su hermano Fernando, y se retira al monasterio de Yuste (Cáceres) donde moriría dos años más tarde (1558)


La aventura atlántica •

Carlos continúa la política de Isabel la Católica en relación a las Indias, y la concreta en dos aspectos: • A) La búsqueda del camino hacia las Indias, una vez demostrado que las tierras descubiertas por Colón pertenecían a un nuevo continente. Los viajes de Fernando de Magallanes y de Juan Sebastián El Cano abren la ruta hacia las Indias bordeando por el sur el continente sudamericano, hasta llegar a Manila – en Filipinas—, para retornar por el oeste, siguiendo la costa sur del continente africano. A su vez demostraron en la práctica la esfericidad de la tierra, en 1522. • B) La exploración de la zona continental de América y la lucha contra los dos grandes imperios indígenas que habitaban aquellas tierras: el Imperio Azteca, situado en México, conquistado por Hernán Cortés en 1521, y el Imperio Inca, en el Perú, por Francisco Pizarro y por Diego de Almagro en 1532-1533. • La colonización de este inmenso territorio se hizo siguiendo el método de la encomienda. Como las fórmulas colonizadoras y la actuación de los encomenderos no fueron siempre correctas, se suscitaron críticas a la conquista: sobre su legitimidad, sus métodos, el derecho sobre los indígenas, etc. La defensa de la conquista y de la colonización, y de los derechos de los indios, la hicieron dos dominicos: Bartolomé de las Casas y Francisco de Vitoria. El primero considera que los derechos de los indígenas derivan de su condición de súbditos de Ia monarquía hispana. El segundo, generaliza los derechos y los deberes de las gentes civilizadas sobre otras civilizaciones, y así pone las bases del moderno derecho internacional.


1ª Describe los principales problemas que desembocaron en la crisis de 1917. Sintetízalos


Podemos sintetizar los problemas que desembocaron en la Crisis de 1917 en tres: el social, el militar y el político.

El problema social surgíó debido a la radicalización de las clases populares que desembocará en una gran conflictividad social. Después de haberse producido un importante movimiento huelguístico en 1916, las centrales sindicales UGT y CNT convocaron una huelga general revolucionaria en Agosto del 17, cuyo detonante fue el alza de los precios provocados por la Primera Guerra Mundial. En Barcelona la huelga se prolongó durante 17 días y se extendíó a Madrid y a las regiones industriales de Vizcaya y Asturias. El gobierno envió al Ejercitó que llevó a cabo una fortísima represión con más de 70 muertos y miles de detenidos.

El problema militar consistíó en la tensión entre las Juntas de Defensa, organizaciones militares, que recogían el descontento de gran parte de la oficia del ejercito por el descenso del poder adquisitivo de sus salarios (fruto de la alta inflación) y el gobierno. Se creó un fuerte malestar por el sistema de ascensos que premiaba ante todo los méritos de guerra (concretamente la del Rif) del que salieron favorecidos los llamados militares africanistas. La presión de las Juntas de Defensa logró que en 1917 se aprobara una Ley que satisfizo la mayoría de sus aspiraciones.

Respecto al problema político, la tensión se elevó cuando en 1916 el liberal Romanones cerró las cortes ante la acusación de corrupción política. Más tarde, el conservador Eduardo Dato también se negó a reabrir la cámara parlamentaria como le pedía la oposición. Ante tal situación, y a instancias de la Lliga regionalista, se creó en Barcelona la denominada Asamblea de Parlamentarios que en Julio del 17 pidió la formación de un gobierno provisional que convocará Cortes constituyentes para reformar el sistema político. Las divisiones entre los partidarios y la crudeza de la huelga debilitó la iniciativa.


2ª ¿Cómo apreciaba la opinión pública española la Guerra de Marruecos o del Rif?


Para la mayoría de la opinión pública española la guerra era mal vista y tuvo un gran impacto negativo. Por un lado, no se entendía la dominación del Rif, dado su escaso interés económico, además consideraba que los posibles beneficios económicos sólo enriquecerían a las explotaciones mineras de compañías relacionadas con miembros del gobierno. Por otro, la impotencia militar en determinados momentos y el hecho de que las tropas fueran de reemplazo (los jóvenes ricos se podían librar pagando) lo que llevó a decir que eran “los hijos de los pobres” lo que iban a morir en la guerra.

3ª ¿Qué medidas económicas tomó el gobierno de Primo de Rivera y qué consecuencias tuvo?


Sin duda uno de los principales objetivos que aspiraba a lograr la dictadura se centró en la economía. Coincidiendo con un periodo de coyuntura económica favorable, los gobiernos de la dictadura intentaron controlar la producción y el comercio dando prioridad al desarrollo industrial, de tal manera que se aplicó un proteccionismo arancelario constante y un intervencionismo global. Un claro ejemplo lo encontramos en el Comité Regulador de la Producción Industrial, creado en 1926, que daba la autorización de operar a las empresas. En esta línea de control económico, se crearon monopolios públicos como la Compañía Telefónica, en 1924 o CAMPSA en 1927 que controlaba el sector energético del petróleo. La reactivación de la construcción del ferrocarril, la construcción de carreteras, la política hidráulica y las obras públicas en general, constituyeron un impulso para el desarrollo industrial y rebajaron el paro, sin embargo, el aspecto negativo se centró en el aumento de la deuda pública.


4ª ¿Qué cambios se produjeron en el primer tercio del Siglo XX respecto a la estructura de población activa y a los sectores productivos?
Los cambios económicos produjeron un cambio importante en la estructura de población activa. El sector primario disminuyó notablemente, tanto en su peso en la economía como en la población activa, pasó del 64% a principios de siglo al 45% en 1930, beneficiando al sector industrial y sobre todo al sector servicios.

España continuaba siendo un país agrario aunque se puede hablar de crecimiento moderado provocado por tres factores: la repatriación de capitales coloniales tras la crisis del 98; la inversión de capitales extranjeros y los efectos del arancel proteccionista de 1906.

La agricultura amplió la superficie cultivada en un 23% y aumentó la producción. Se extendíó el regadío y se produjo una especialización agrícola, fundamentalmente en la zona mediterránea, donde el uso de abonos y la mecanización permitieron mejoras productivas.

Respecto a la industria hubo una dispar situación, algunas sufrieron un estancamiento, como la minería, salvo la hulla, debido a la bajada de exportaciones, también se vio afectada la industria textil, por la bajada de demanda, sin embargo los bienes de consumo permanecieron estables. Las industrias más dinámicas fueron la energía eléctrica y la de bienes de equipo. La industria vasca siderúrgica se afianzó y se desarrollaron la química y el cemento.


5ª ¿Por qué afirmamos que la Primera Guerra Mundial supuso un beneficio económico para España?


La neutralidad española permitíó el incremento de las exportaciones, y no sólo a los países beligerantes, sino también a los países iberoamericanos. A su vez se produjo una disminución de las importaciones por lo que por primera vez la balanza comercial fue positiva. Otro fenómeno relevante paralelo fue el cambio de ciertas importaciones debido a la guerra, lo que generó la ampliación y creación de nuevas industrias que fabricaban bienes que antes se importaban.

En esta época se incorporó notablemente la mujer al mercado laboral debido a la fuerte demanda de mano de obra y también aparecíó un nuevo calificativo “nuevo rico” que hacía mención a aquellos que habían hecho fortuna merced al desarrollo industrial merced al conflicto europeo. La mayoría de estas ganancias en lugar de reactivarse en el sector industrial se destinaron a bienes suntuarios (de lujo) limitando el desarrollo competitivo español.

4ª ¿Qué dos detonantes propiciaron la sublevación militar del 18 de Julio de 1936?


La situación del país era francamente grave. Asesinatos políticos, huelgas, altercados. La polarización política aumentó extraordinariamente creando un clima irrespirable. Los militares preparaban un Golpe de Estado, sin embargo, no todos estaban todavía convencidos. El general Franco no apoyaba, en la primavera del 36 el golpe.

Sin embargo, el asesinato del Teniente Castillo, de la policía de la República (Guardia de Asalto) y de ideología izquierdista por miembros de Falange, y el posterior asesinato del diputado Calvo Sotelo, líder de la derecha, por parte de la policía republicana convencíó a numerosos militares de alzarse contra la República. Producíéndose la sublevación el 18 de Julio del 36.


1ª ¿Hubo consenso en la proclamación de la Constitución de 1931? Motívalo. ¿Qué carácterísticas poseía la nombrada Constitución?

La Constitución nacíó sin consenso. Si bien es cierto que fue aprobada sin ningún voto en contra de los diputados, los diputados de la derecha se abstuvieron y no la reconocieron como una constitución suya. Tampoco los sectores radicales del mundo obrero la aceptaron, consideraban que beneficiaba exclusivamente a la burguésía e impedía cambios revolucionarios. Por tanto, no podemos hablar de una Constitución consensuada.

Respecto a las carácterísticas de la Constitución podemos afirmar que ha sido la más democrática que ha tenido el País, proclamaba derechos fundamentales del ciudadano, establecía, en el plano económico, la iniciativa individual, el derecho al trabajo y la legislación social.

Subordinaba la propiedad privada a loso interés del Estado, que debía indemnizar en caso de expropiación. Se intentó hacer una separación efectiva de los poderes, con una sola cámara legislativa, el Congreso de los Diputados, elegido por sufragio universal total (por primera vez se otorgó el voto a la mujer). El poder ejecutivo residía en la Presidencia de la República, que era el Jefe del Estado, y en el Gobierno. Se garantizó la gratuidad del auxilio judicial para aquellas personas con menos recursos, y se aspiró a una independencia judicial real y al establecimiento del jurado popular. El estado se articulaba en provincias y autonomías sirviendo el Tribunal de Garantías Constitucionales de órgano que velaba por el cumplimiento de la Constitución.

5ª Explica la posición del nacionalismo vasco en la dictadura


El nacionalismo vasco, que contó con el apoyo de la Iglesia vasca, convirtió al PNV en uno de los partidos más activos contra la dictadura. Sin embargo, su carácter conservador hizo que algunos radicales viraran hacía la izquierda y organizaran, en 1959, la banda terrorista ETA, que comenzó sus acciones criminales en 1962.



3ª Describe la Revolución de Octubre de 1934. Sintetízalá


Tras el final del gobierno de Azaña en 1933 se celebraron elecciones a Cortes donde los grupos conservadores (la CEDA) y los centristas (Radicales) lograron la mayoría de escaños. Sin embargo, el Presidente de la Repúblicas, Alcalá Zamora, no entregó el gobierno a los conservadores, consideraba que no eran republicanos, y nombró presidente del gobierno a Alejandro Lerroux, que necesariamente necesitaba los votos de la CEDA en el Parlamento para gobernar.

Los grupos de izquierda y los sindicatos se radicalizaron ante la política antirreformista de Lerroux y ante la posibilidad de que la CEDA entrase en el gobierno. Recordemos que en esos años en Italia gobernaba el Fascismo y en Alemania en Nacional Socialismo.

La huelga revolucionaria de Octubre del 34 fue especialmente intensa en Asturias y Cataluña. Muy reducida en Madrid, Bilbao, Valencia y resto de España. La Revolución fracasó con prontitud en Cataluña y en el resto de España apenas tuvo eco. Sin embargo, en Asturias, los revolucionarios controlaron las calles producíéndose una represión considerable.

La huelga fue apoyada por anarquistas y el sector más izquierdista del PSOE, liderado por Largo Caballero, unidos por la UHP Uníón de Hermanos Proletarios. El estado envió a la Legión y a los regulares de Marruecos ante la fuerza de los revolucionarios. Finalmente la insurrección fracasó y murieron más de 2000 personas.

2ª ¿Qué motivó el fin del aislamiento internacional franquista? Explica sus principales hitos


El hecho de que los países socialistas crearan el Pacto de Varsovia en 1955 provocó la división del mundo en dos ideologías que apoyaban a diferentes países, la OTAN y Estados Unidos por un lado, y la URSS y su Pacto de Varsovia. Franco se posiciónó como un duro enemigo del comunismo y propició su acercamiento a EEUU, por eso entre 1950 y 1951 volvieron los embajadores internacionales a España. Se firmó el Concordato con el Vaticano en el 53 lo cual supuso un reconocimiento internacional del régimen.

5ª ¿Qué estados se involucraron en el conflicto español y qué fue el Comité de No intervención?


La opinión pública internacional se dividíó en torno al conflicto español. Los republicanos contaron con el apoyo de los antifascistas internacionales, y los sublevados o nacionales con el apoyo de los anticomunistas.

En Agosto del 36 se creó en Londres el Comité de No Intervención formado por Inglaterra y Francia, posteriormente se unirían 27 países. En dicho Comité se decidíó la no intervención de los estados en la guerra española (probablemente se aspiraba a no crear un conflicto internacional).

Alemania, Italia y Portugal, a pesar de adherirse al la No Intervención suministraron ayuda económica y armas a los sublevados las cuales les fueron de enorme ayuda. Alemania envió a la Legión Cóndor e Italia a un grupo de voluntarios fascistas.

La No Intervención casi ahogó a la República que tuvo que comprar armas en el mercado negro. A los meses, sólo la URSS ayudó con armas a la República (pagadas con los fondos de oro del Estado, custodiados en el Banco de España) y posteriormente se unieron a la República voluntarios internacionales agrupados en las Brigadas Internacionales.

1ª ¿Cuál es la carácterística fundamental del régimen franquista?


La carácterística principal del nuevo régimen sería la concentración de todos los poderes políticos en la figura del Jefe del Estado, el general Francisco Franco. Estaban en sus manos tanto el poder ejecutivo como el legislativo. Los organismos creados durante la guerra (a Junta de Defensa Nacional y el Consejo de Ministros) se convertirían en órganos meramente consultivos. El poder judicial también estuvo sometido mediante el control de tribunales militares y la depuración de jueces no adictos al régimen, de manera que se convirtió en una extensión del poder ejecutivo. Además Franco pasó a ser generalísimo de los tres ejércitos y jefe del único partido FET y de las JONS.


3ª ¿Qué frenó las reformas del llamado espíritu del 12 de Febrero?


A pesar de las promesas de reformas del discurso de investidura de Carlos Arias Navarro, entre ellas la Ley de Asociación Política, varios hechos frenaron estas iniciativas. El primero fue el asesinato de Puig Antich el 2 de Marzo del 74, este anarquista fue ejecutado por asesinato, aunque no resultan claras las pruebas ni el motivo. Este hecho movilizó a la opinión pública y hubo una protesta internacional. También el rechazo a la limitación de la censura suscitó el rechazo de los inmovilistas que consideraban demasiada permisiva la posibilidad. Por ello, se intentó deportar al obispo de Bilbao, Antonio Añoveros, que había defendido en una homilía el derecho del pueblo vasco a utilizar sus signos de identidad. Por último, el éxito de la Revolución de los claveles en Portugal, asustó a los defensores del régimen ante el temor de un alzamiento que acabase con el régimen de Franco.

4ª ¿Qué logró el Plan de Estabilización?


Este plan, del año 59 aspiraba a consolidar una economía abierta con un mercado exterior liberalizado. Se aplicaron nuevas reglamentaciones de tipo fiscal y monetario, una progresiva liberalización del mercado exterior y medidas para favorecer las inversiones extranjeras. Por primera vez se convertía a España en un país de predominio industrial. En quince años se logró el “milagro español”. Pero no hay que obviar que este crecimiento vino propiciado por el contexto europeo que permitieron inversiones en nuestro país, también la emigración de trabajadores españoles permitíó grandes ingresos por sus divisas y un sector turístico que emergía enormemente.


1ª ¿En qué consistíó la Transición Democrática y qué cronología posee?


La Transición Democrática consistíó en el cambio de un régimen autoritario a otro democrático por la vía del pacto y del consenso entre las diversas fuerzas políticas. La tarea fue rápida desde el fallecimiento del dictador, en 1975, hasta el triunfo electoral del PSOE, en 1982, que representó la normalización democrática. A pesar de que los franquistas más inmovilistas afirmaban en 1975 que “todo estaba atado y bien atado, los reformistas sólo deseaban una evolución del régimen hacía una monarquía parlamentaria y la izquierda, por definición republicana, no confiaba en el monarca y defendía la ruptura con el franquista para instalar la democracia, las diversas fuerzas políticas, salvo los extremistas, lograron ponerse de acuerdo y transformar el sistema autoritario en una democracia de corte europeo.

2ª ¿Qué grupos perseguían atemorizar y desestabilizar al país? Señala algunos hechos destacados


La Transición tuvo principalmente dos enemigos: la extrema derecha y la extrema izquierda. La violencia se incrementó en estos años de forma notable. Por la derecha, alrededor de Fuerza Nueva o grupos como Guerrilleros de Cristo Rey o la Triple A perseguían atemorizar a los demócratas y provocar situaciones violentar para estimular un golpe militar que forzase la involución política. Organizaron conspiraciones como la Operación Galaxia (capitaneada por Tejero) en 1978, inducidas por el periódico El Alcázar de extrema derecha. Uno de los asesinatos terroristas más crueles se llevó a cabo en Madrid, la llamada matanza de Atocha fue perpetrada por ultraderechistas que asesinaron a abogados laboralistas vinculados al PCE y a CCOO (Comisiones Obreras).La extrema izquierda también aspiró a crear un clima de terror. Diferencian en los objetivos de sus asesinatos, la izquierda se dirigíó contra las fuerzas de seguridad del Estado y personalidades del franquismo. La más agresiva fue ETA que reivindicaba la independencia del País Vasco, aunque también surgieron grupos como GRAPO y el FRAP. Los secuestros y los atentados fueron muy numerosos.


3ª ¿Con qué respaldo contó la Constitución de 1978?


La elaboración de la Constitución no fue fácil, pero en Noviembre del 77 ya se contaba con un borrador. Para fomentar el espíritu de consenso y reconciliación, las Cortes aprobaron una ley de amnistía total en Octubre del 78.

El texto definitivo fue aprobado y tramitado por el Congreso en Octubre del 78. Fue ratificado por el pueblo español mediante referéndum el 6 de Noviembre del 78. La participación de este plebiscito alcanzó el 67,1 por ciento, de los cuales 87,9% a favor, y en contra el 7,8%. La abstención en el País Vasco alcanzó el 55,35% porque el PNV no apoyó totalmente el texto.

4ª ¿Cuál fue la política de relaciones internacionales del PSOE?


En las relaciones internacionales la posición del PSOE cambió respecto a la entrada en la OTAN, sin duda una de las cuestiones más relevantes durante sugobierno. Para decidir si permanecíamos en la OTAN el PSOE organizó un referéndum en el año 86 que logró la permanencia por un 52,5%.

Otra de las cuestiones más relevantes fue el ingreso en la Comunidad Económica Europea (CEE). Ya durante el franquismo se había intentado el acceso pero resultaba inviable sin un sistema democrático en el país y el apoyo de EEUU para poder entrar también era decisivo, por ello, se entró en la OTAN de forma tan decidida. El tratado de adhesión a la CEE, precursora de la actual Uníón Europea se firmó en Junio del 85 entrando España en la UE en Enero del 86


5ª ¿Qué cuestiones despertaron tensión en la 2ª legislatura del Partido Popular?


Durante la segunda legislatura del PP existieron varias cuestiones que crearon tensión social. La primera fue el Plan Hidrológico Nacional, que prevéía el trasvase de aura del rió Ebro al Segura. Otro asunto destaca fue el hundimiento del Prestige, en Noviembre del 2002, los vertidos a la costa gallega inundaron de marea negra las playas gallegas. Es considerado el tercer accidente más costoso de la historia, alcanzando los 12.000 millones de dólares. El tercer asunto más arduo fue el apoyo de España a la invasión de Irak por parte de EEUU y Gran Bretaña, formulada en la declaración de las Azores entre los presidentes de EEUU, Gran Bretaña, Portugal y España en Marzo del 2003.

Finalmente, la tragedia del 11 de Marzo de 2004, cuando varias bombas estallaron en trenes de cercanías que llegaban a Madrid produjo la muerte de 191 personas y más de 2000 heridos. El atentado, que conmociónó a España, tuvo lugar tres días antes de las elecciones. Los autores eran miembros de Al-Quaeda, grupo islamista de Bim Laden que en Septiembre del 2001 derribó las torres gemelas. La posición del gobierno del PP que en un primer momento atribuyó a ETA la autoría provocó un clima de desconfianza en la opinión pública.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *