Deuda publica


TEXTO 5: DESAMORTIZACIÓN DE MENDIZÁBAL
Contexto:
Al final del reinado de Fernando VII se produjo un problema sucesorio. EL Rey anula la Ley
Sálica y publica la Pragmática Sanción para que su heredera, Isabel II, pueda reinar. Carlos Ma
Isidro no acepta esto y se exilia en Portugal. Más tarde, en 1833, se producirá la primera
guerra Carlista al morir Fernando VII.
En 1833 comienza la Regencia de Ma Cristina, apoyada por los liberales y con un gobierno
Moderado de Cea Bermúdez y de Martínez de la Rosa.
Tras el pronunciamiento de los Sargentos en la Granja en 1836 acceden los liberales
progresistas al poder, que restauran la Constitución de 1812 (hasta la de 1837) eliminando el
Estatuto Real de 1834.
Ese mismo año Mendizábal publica el Decreto de Desamortización
Eclesiástica, aunque el texto
lo firma la Reina Gobernadora (María Cristina), en nombre de la Reina Isabel II (menor de
edad).
Ideas principales:
La idea principal se encuentra en el Art.1 (“quedan declarados en venta”) que anuncia y
autoriza venta de Bienes Raíces de comunidades y corporaciones religiosas desaparecidas,
todos los bienes adjudicados a la Nacíón por cualquier motivo y los que en el futuro lo sean.
Esta idea principal se complementa con el Art. 2, donde anuncia las excepciones a la norma del
Art. 1, que son: los edificios que el gobierno destine a servicio público, los monumentos de las
artes y los que conmemoren hazañas nacionales.
El párrafo inicial (ideas secundarias) justifica la idea principal, exponiendo la necesidad de
disminuir la deuda pública (debida en parte a los gastos de la guerra Carlista) y de pasar a la
explotación privada de los bienes raíces de la Nacíón para sacar de ellos ventajas como el
liberalismo económico (capitalismo) y la propiedad privada.
Por tanto, se debe eliminar el estado de tierras amortizadas, ya sean bajo el sistema de
mayorazgo o de manos muertas, que impiden el crecimiento económico (idea de la Ilustración
de desamortizar las tierras de la nobleza y el clero, que ya expuso Jovellanos en su Informe de
la Ley Agraria).
Pregunta (comparar las desamortizaciones de Mendizábal y Madoz y especificar los objetivos
de cada una):
Desde la Ilustración se plantea la necesidad de una Reforma Agraria, para desamortizar la
tierra (paso a propiedad privada) y eliminar la Mesta. Los primeros intentos se realizan a
finales del s.XVIII, con Godoy, y el inicio de la Desamortización durante la Guerra de
Independencia, entre 1811 y 1813, obra de las Cortes de Cádiz, con 2 medidas: abolición de los
Señoríos (convertir en propiedad particular y libre esas tierras)y supresión de los Mayorazgos,
aunque no se hará efectivo hasta 1820 , y de forma definitiva en 1841.
Estos bienes de manos muertas se convierten en Bienes Nacionales y se procede a su venta.

Hay sucesivas desamortizaciones como la de 1798 con Godoy, la de 1811 de las Cortes de
Cádiz, en 1820 con el Trienio Liberal pero las definitivas serán la del 1836 de Mendizábal, la del
1855 de Madoz y en 1924, cuando se derogan definitivamente lasleyes sobre desamortización
de los bienes de los pueblos.
1) Desamortización de Mendizábal (1836-37)
Afecta a los bienes eclesiásticos, del clero regular (monasterios) y del secular
(catedrales e iglesias).
Sus objetivos eran:
– Ganar la guerra contra los carlistas
– Disminuir o acabar con la deuda pública (las tierras se pueden pagar con
títulos de deuda pública)
– Crear una masa social de adeptos al liberalismo entre los compradores de
las tierras
– Poder solicitar nuevos créditos (solvencia y credibilidad)
– Transformar la estructura de la propiedad de la tierra (de amortizada y
colectiva a libre e individual)
– Transformar la Iglesia en una institución acorde con el liberalismo,
mediante la dotación de culto y clero

2)
Desamortización de Madoz (1855)
Comienza en 1855 (Bienio Progresista) y se desarrollará a lo largo de la década
siguiente.
Es una desamortización general y civil, es decir, afecta a los bienes de los
Ayuntamientos (propios, comunes, baldíos y dehesas) y también a los de la Iglesia que
aún no se habían vendido.
Entre las causas, tiene menor importancia el problema de la Hacienda (deuda pública)
y por ello una parte del dinero obtenido se destina a financiar infraestructuras, sobre
todo el Ferrocarril, y se busca acabar la Reforma Agraria, el paso a propiedad privada
de la tierra. Supone la ruina de los Ayuntamientos, aunque permite aumentar la
producción de cereales (cultivo de nuevas tierras).
Consecuencias de las desamortizaciones
– Nuevos propietarios que ponen en cultivo grandes extensiones de tierra, aumentando la
producción agraria.
– La compra de tierra absorbíó gran cantidad de capitales privados que no se invierten en
industria.
– No hay grandes cambios en la estructura de la propiedad: los compradores fueron grandes
propietarios (nobleza y burguésía).
– Los grandes perjudicados fueron pequeños campesinos e iglesia católica.
– Cambios sociales: aparece un proletariado agrícola (campesinos sin tierra , con un
empeoramiento de sus condiciones de vida, jornaleros que se harán anarquistas y una
burguésía terrateniente, que busca imitar a la vieja nobleza.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *