Ideología de Hitler y Mussolini






El poder ejecutivo pertenecía al Rey quien lo ejerce a través del Gobierno, con ministros responsables, que pueden ser acusados por la Cámara y juzgados por el Senado. La duración media de los 70 gobiernos que hubo entre 1848 y 1922 fue de poco más de un año y las disoluciones de la Cámara eran normales. La práctica política fue modificando el sentido del Estatuto, y evoluciónó hacia un régimen parlamentario, entre otras razones porque los sucesivos reyes no abusaron de sus poderes. Hasta los años 80 el sistema podía calificarse como orleanista (necesidad de la doble confianza) para pasar después a un sistema parlamentario. Las coaliciones que se formaban en el Parlamento, con partidos de cuadros, débiles e inestables, que no llegaron a un sistema bipartidista como el británico, eran de centro-derecha o de centro-izquierda, siguiendo la definición del Primer Ministro Cavour, del connubio (matrimonio) entre ambos centros, para oponerse a los católicos y los republicanos. Otro Primer Ministro, Depetris, teorizó la fórmula del transformismo, que consiste en un conjunto de intercambios de dinero y favores que tratan de potenciar la mayoría parlamentaria de centro-izquierda y hacer casi imposible la oposición parlamentaria de la derecha. //El alto abstencionismo (40%), el clientelismo propiciado por los distritos uninominales, y la retirada de los católicos de la política hicieron que en el sistema participara sólo una franja reducida de ciudadanos. La situación cambió a partir de 1913, cuando tras la obtención del sufragio universal masculino y el temor al avance socialista, se permitíó la participación de los católicos, que realizaron una alianza con los liberales moderados, el Pacto Gentiloni. Los socialistas y los católicos roban espacio a los liberales.//La frustración por la Victoria mutilada del Tratado de Versalles de 1919 que no satisface las exigencias territoriales italianas, las crisis económicas de la postguerra, el éxito de la revolución rusa y los fermentos revolucionarios del proletariado y del campesinado italianos, así como las dificultades de reinserción de los excombatientes, junto a la aparición de un movimiento nacionalista liderado por el poeta Gabriel DAnnunzio, fueron factores que facilitaron que un ex-socialista, Benito Mussolini, se hiciera portavoz de esos movimientos heterogéneos de formación e ideología y fundara en 1919 los Fascios Italianos de Combate, luego Partido Fascista.



Tras un periodo de violencia fascista, Mussolini lleva a cabo en 1922 la Marcha sobre Roma y el Rey le encarga formar gobierno, votado por mayoría absoluta en la Cámara, que le dio plenos poderes. Su objetivo era establecer un sistema totalitario, que logró en pocos años, manteniendo la Constitución pero vaciándola de contenido.//En 1923 se limita la libertad de prensa que se suprimirá un año después, se crea la Milicia Fascista de Seguridad Nacional y se adopta una nueva Ley Electoral, la Ley Acerbo. En las elecciones de 1924 la lista fascista obtiene el 65% de los votos, en medio de un violento periodo electoral por las acciones de las brigadas fascistas. El asesinato del líder socialista Matteotti, que había denunciado la violencia, la retirada del trabajo parlamentario de la oposición, la negativa del Rey a revocar a Mussolini después de que éste asumiera la responsabilidad histórica y moral del asesinato de Matteotti y su conversión en Jefe de Gobierno y Primer Ministro permitieron las leyes fascistissimas de Noviembre de 1926: disolución de partidos políticos, creación del Tribunal para la Defensa del Estado, con reinstauración de la pena de muerte.


1.3.El ascenso de Mussolini al poder


Mussolini se convierte en 1925 en Jefe del Gobierno, Primer Ministro, con poderes militares desde 1926 y cabeza del Gran Consejo Fascista. El sistema fascista establecíó sus propias instituciones, superponiéndolas a las del Estatuto Albertino. Todo en el Estado, nada contra el Estado, nada fuera del Estado (Mussolini). El Estado es la expresión jurídica de la Nacíón, por lo que la soberanía es un atributo del Estado y no del pueblo. Así, en 1928 la Cámara se convirtió en el Parlamento fascista, dependiente del Gran Consejo, con representación de profesiones y otras organizaciones. Sólo sobreviven realmente el Monarca y el Senado.Por ley, Mussolini pasa a ser Presidente del Consejo de Ministros, titular efectivo del Poder, como Capo di Governo, nombrado por el Rey, y lleva unida la jefatura del Partido Fascista. Responde de sus actos sólo ante el Rey y no ante las Cámaras. Los ministros sólo son responsables ante el Capo di Governo y éste de ellos ante el Rey. Aprueba los órdenes del día de las Cámaras y el Gran Consejo y podía legislar mediante Decretos-leyes estando obligado a dar cuenta de ellos a la Cámara en un plazo de dos años.




Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>