Insurrección de los españoles contra el Imperio napoleónico


que se aproximaba en Cuba mostraba la pugna entre un imperialismo moribundo, el español, y uno que estaba naciendo y que iba a marcar los tiempos posteriores, el norteamericano.

LA GUERRA CONTRA LOS EEUU

La inexplicada explosión en el navío norteamericano Maine en el puerto de La Habana, explosión que costó la vida de 260 marinos estadounidenses, propició una furibunda campaña periodística de las cadenas de Pulitzer y Hearst. El gobierno norteamericano del presidente McKinley, alentado por una opinión pública cada vez más belicista, declaró la guerra a España. El conflicto fue un paseo militar para Estados Unídos que conquistó Cuba, Puerto Rico y Filipinas. El 23 de Abril de 1898
Estados Unidos declaraba la guerra a España.En Filipinas, la flota americana abastecidas desde Hong Kong acabando con los españoles en la batalla de Cavite y ocupando Manila. En Cuba, la escuadra española del almirante Cervera tendrá que refugiarse en Santiago de Cuba que quedará aislada por la flota americana a las puertas de la bahía. Llegará desde Madrid la orden de salida de escuadra, Cervera la cumplíó sabiendo que iban al suicidio. La escuadra española fue destrozada, mientras que Estados Unidos tuvo un muerto y la avería de un cañón.El 25 de Julio ocupa Puerto Rico. Sagasta terminará pidiendo la paz. La Paz de París se firmó en Diciembre de 1898.

España cedíó a EE.UU la isla de Puerto Rico, que hoy sigue siendo un estado asociado de EE.UU, Filipinas y la Isla de Guam en el Pacífico.
Cuba alcanzaba la independencia bajo la “protección” estadounidense (Enmienda Platt y base militar de Guantánamo).La sustitución del dominio español por el norteamericano engendró un profundo descontento en las antiguas colonias. EE.UU tuvo que hacer frente a una guerra en Filipinas (1889-1902)
y en Cuba el sentimiento antinorteamericano se extendíó por amplias capas sociales. Desde la perspectiva española, la pérdida de las últimas colonias vino a denominarse el “Desastre del 98” y tuvo una importante influencia en la conciencia nacional.
La irresponsabilidad de los gobiernos de la Restauración había llevado a una situación que costó la vida de decenas de miles de españoles, primero en la guerra contra los insurrectos cubanos, después en una guerra contra Estados Unidos que no se podía afrontar.

La crisis de 1898 y sus consecuencias

La derrota en la guerra con Estados Unidos resultó humillante para toda la sociedad española y comportó una conmoción colectiva. El impacto es conocido como el “desastre del 98” y despertó las conciencias de sus contemporáneos mostrando un Imperio derrotado y un país en crisis. 1.La apabullante derrota ante EE.UU. Y la pérdida de más de 50.000 combatientes provocó una intensa conmoción en la sociedad española en todos los ámbitos. Políticos del régimen canovista como Francisco Silvela escribíó «España sin pulso«, opositores socialistas o republicanos o intelectuales como Joaquín Costa. Todos sintieron la pérdida de las colonias como el “Desastre del 98”.
2.Conmoción nacional provocó una profunda crisis de la conciencia nacional que marcó la obra crítica de los Esta diversos autores que componen la generación del 98 (Unamuno, Baroja, Maeztu…) Propuestas de reforma y modernización política como el Regeneracionismo, con una doble vertiente de reforma política y de reforma educativa. 3.Mayor empuje y presencia de los nacionalismos periféricos, ante una evidente crisis de «la idea de España», poniendo en jaque a los partidos del turno. Su evidenciaron todas las limitaciones del régimen de la Restauración, así como su parálisis a la hora de afrontar los problemas sociales y la modernización del país.4.El Regeneracionismo de Joaquín Costa fue la principal expresión de una renovada conciencia nacional que aspiraba a la reforma del país. El pensamiento de Costa se basó en una crítica radical al sistema caciquil que había impedido la implantación de una verdadera democracia basada en las clases medias, la modernización económica y social del país. 5.El fin de la guerra permitíó al ministro Fernández Villaverde abordar algunas reformas necesarias en el sistema de impuestos y en la emisión de deuda, lo que supuso un saneamiento de la situación de la Hacienda. Por primera vez en mucho tiempo el estado español tuvo súperávit a principios del Siglo XX. 6.La pérdida de las colonias supuso una importante repatriación de capitales que fueron invertidos en la economía peninsular. España no perdíó la escasa presencia que ya se tenía en los mercados latinoamericanos. A largo plazo, supuso la pérdida de ingresos y un mercado preferente. 





Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *