Nacionalismo catalán


En caso de fallar el encasillado y la manipulación electoral se realiza un pucherazo, que es la forma de designar las diferentes trampas electorales, realizadas en todas las fases del proceso electoral, desde contabilizar votos falsos o de personas fallecidas (lázaros), a cambiar las urnas. 
Los caciques locales son individuos o familias con influencia social, poder económico y poder político, lo que le permite ejercer una gran influencia proporcionando empleos. Funcionan como intermediarios entre el Estado y su comunidad: el cacique actúa como un patrono político y los electores como clientes a quienes protege y defiende (votos por favores; es una forma de vinculación personal). El control caciquil es mayor en el medio rural, que en el urbano, con una opinión pública más formada y mayor pluralismo político. 
Resume el origen y evolución del catalanismo, el nacionalismo vasco y el regionalismo gallego
El sistema canovista de la Restauración va a suponer la exclusión de todas las fuerza políticas que no fueran el partido conservador de Cánovas el Castillo y el liberal de Sagasta, los dos partidos dinásticos que se turnan pacíficamente en el poder en el último cuarto del siglo XIX.
Todos defienden la realidad histórica y plural de España que el liberalismo suprimíó imponiendo un nacionalismo español, critican el centralismo uniformizador del Estado liberal. Pero hay diferencias en cuanto a sus aspiraciones finales que van desde la creación de instituciones propias o incluso el logro de la autonomía administrativa para las regiones, hasta otras más radicales que defienden la independencia de sus territorios a los que consideran auténticas naciones. Son movimientos muy heterogéneos donde participan grupos ideológicos muy diferentes. Los efectos de la industrialización y los cambios económicos del Siglo XIX afectaron al equilibrio de algunas regiones y su manera de ver la realidad nacional.
Nacionalismo catalán
Nace en los años 30 del Siglo XIX, enfrentado al centralismo liberal y en defensa de la cultura y la lengua tradicionales de Cataluña, la denominada Renaixença, con figuras clave como Jacinto Verdaguer. Se relaciona con la burguésía industrial y su defensa del proteccionismo frente al gobierno de Madrid. Durante el Sexenio surgíó un primer nacionalismo catalán, de carácter federalista. La Restauración será apoyada por la burguésía catalana, por lo que el catalanismo político será minoritario.
Posteriormente surgirá la Uníó Catalanista , que intentó unificar todas las tendencias en torno a la burguésía nacionalista, de carácter conservador y católico.
Euskaros navarros
En 1895 Sabino Arana crea el Partido Nacionalista Vasco, PNV. Surge como una reacción contra el atraso y marginación social de Galicia, entre pequeños grupos de intelectuales de tendencias tradicionalistas y liberal-democráticas, entre sus líderes está Martínez Murguía. Reivindican la descentralización administrativa y el uso de la lengua gallega sin llegar a crear un partido político. El galleguismo carece de proyección política a finales de siglo.
Identifica el ámbito geográfico del carlismo y explica su ideario y sus apoyos sociales
El carlismo fue un movimiento político legitimista, de carácter antiliberal y antirrevolucionario. Los carlistas contaron con el respaldo de los sectores que temían el liberalismo, como la pequeña nobleza rural, parte del bajo clero, oficiales reaccionarios del ejército, gran parte del artesanado pobre y del campesinado no propietario, en especial en la mitad norte de España, como las zonas rurales del País Vasco, Navarra, norte de Cataluña, comarca del Maestrazgo y norte de Castilla. También tienen el apoyo de navarros y vascos que temen por la pervivencia de sus fueros y privilegios.
El origen del carlismo estaría en el reinado de Fernando VII. Ya durante el Trienio Liberal la oposición realista se va conformando e incluso constituye una regencia en Urgell. Todos estos descontentos se irán agrupando en torno al hermano del rey, Don Carlos, pensando en que este heredaría el trono. Sin embargo, Fernando VII, ante la posibilidad de tener descendencia con su nueva mujer M Cristina de Borbón, publica la Pragmática Sanción que deroga la Ley Sálica, ley que impedía reinar a las mujeres desde la llegada de los Borbones a España .
Durante los sucesos de La Granja parecen imponerse estos ultrarrelistas, pero cuando se recupere Fernando VII apartará a este sector y dará su confianza a los moderados del régimen, partidarios de la princesa Isabel. El enfrentamiento dará lugar a la Primera Guerra Carlista , a la que se sucederán otras dos en el Siglo XIX.








Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *