Comentario de texto de la reforma agraria de la II republica


EL BIENIO PROGRESISTA O REFORMISTA (1931-1933)



El primer Gobierno constitucional se forma el 15 de diciembre de 1931, bajo la presidencia de Manuel Azaña, con una coalición de partidos socialista y republicanos. Esta es la etapa mas dinámica y fructífera, ya que la mayoría parlamentaria permitió aplicar un programa de reformas sociales y administrativas en los siguientes campos:


POLÍTICA AGRARIA


En política agraria existe una gran preocupación por la política en torno a la propiedad de la tierra. Los campesino aspiran a poder conseguir tierras y poder disfrutar del producto de su trabajo.. Como consecuencia de esta preocupación, en septiembre de 1932  se aprobó un proyecto cuyos objetivos son la desaparición del latifundismo, la penalización del absentismo de los propietarios y la concesión de un estímulo al esfuerzo productivo. Se crea el Instituto para la Reforma Agraria (IRA) cuya finalidad sería señalar las fincas objeto de expropiación y establecer la forma de explotación y el reparto de las mismas a los campesinos. Sin embargo, se pone de manifiesto un problema importante cual es el coste de las indemnizaciones para los expropiados que es muy elevado y el Gobierno no puede hacer frente a este gasto. Como consecuencia el ritmo de la reforma es muy lento y los campesinos se desesperan.

El resultado final del bienio es desconsolador, porque se tardó mucho tiempo en concluir el inventario de fincas a expropiar y no había dinero suficiente. Además, la derecha y el centro se resisten a aceptar esta reforma agraria.

LA CUESTIÓN RELIGIOSA


En este período de la historia se intenta aminorar la influencia de la Iglesia en la sociedad y en la educación. Se promulgan tres leyes importantes: la Ley del Matrimonio Civil, la Ley del Divorcio y la ley de 2 de junio de 1933 sobre Congregaciones Religiosas, que señala el fin de la actividad docente.

Pese a todo la Iglesia sigue estando presente en la vida política.

LAS AUTONOMÍAS


CATALUÑA

            El 9 de septiembre de 1932 se aprueba, en las Cortes el Estatuto de Autonomía catalán, que garantiza a Cataluña muchas de sus aspiraciones, como ya se había acordado en el Pacto de San Sebastián.

            Françesc Maciá es elegido como presidente de la Generalidad.

            La Generalidad dispone de  facultades legislativas y ejecutivas muy amplias en hacienda y educación.

PAÍS VASCO

            La religión es el motor de la autonomía en el País Vasco y Navarra, por lo que el distanciamiento Iglesia-Estado es considerado por los nacionalistas vascos como una amenaza para conseguir su autonomía. Su Estatuto se aprobará en 1936.

GALICIA Y ANDALUCÍA

            En Andalucía se elabora un anteproyecto en 1933 y el gallego no se aprueba por la guerra

EDUCACIÓN Y CULTURA


            En educación se plantea un modelo de escuela coeducativo, laico, público y gratuito. El objetivo es sustituir la acción de la Iglesia por la del Estado en todos los niveles educativos.

            El primer Gobierno de la República elabora un plan educativo consistente en la construcción de 27.000 escuelas y en la elevación del sueldo de los maestros, que pasan a ser pagados por el Estado. De otro lado, se exige a los Ayuntamientos que aporten solares donde poder edificar las escuelas y que financien para de la construcción.

            Se duplica el número de estudiantes de bachillerato.

            Se desarrollan las misiones pedagógicas formadas por profesores y alumnos, que cuenta con la colaboración de intelectuales (García Lorca y La Barraca), que animan las plazas de los pueblos con obras de teatro y poesía.

            Como balance se puede decir que se va haciendo realidad el lema regeneracionista del Joaquín Costa: “escuela y despensa” para la redención del “hambre” intelectual y física de la “España profunda”.  

POLÍTICA LABORAL


            El ministro de trabajo, Francisco Largo Caballero, antiguo sindicalista, pretende aprovechar los derechos sociales que recoge la Constitución para mejorar las relaciones laborales. Aprueba la Ley de Contratos de Trabajo (21/11/31), en la cual se regulan los convenios colectivos, el derecho a la huelga y las jornadas de vacaciones.

            Los problemas que se plantean consisten en que la patronal se opone a qie los sindicatos tengan tanto poder y la CNT planteó sus reivindicaciones mediante insurrecciones.

            Estas medidas reformistas del Gobierno provocan que una parte de la sociedad española quiera dar un giro conservador a la República. El General Sanjurjo organiza un pronunciamiento militar el 18 de agosto de 1932 en Sevilla, que se pretende que se extienda a otras partes. Como respuesta a este pronunciamiento, las organizaciones obreras preparan una huelga general. La falta de apoyo hace que fracase el golpe de estado y Sanjurjo es detenido y condenado a muerte, aunque se le conmuta la pena de muerto por una reclusión perpetua.

            En enero de 1933 se producen en Andalucía numerosas huelgas que pretenden instaurar el comunismo libertario, ante el hambre, el paro y la miseria en que viven los campesinos. En Casa Viejas (Cádiz) se produce un fatídico episodio: un anarquista, su familia y varios vecinos atrincherados en su casa son asesinados por la Guardia Civil y la Guardia de Asalto. Ante la dureza de los hechos, la opinión pública presiona para que se forme una comisión de investigación.

            Este acontecimiento unido a la Ley de Congregaciones Religiosas, fuerzan la dimisión de Manuel Azaña en septiembre de 1933.

            Alcalá Zamora  nombra presidente  de Gobierno a Diego Martínez Barrio, que convoca elecciones para el 19 de noviembre de 1933.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>