Generación del noventayocho


TEMA 5. LA GENERACIÓN DEL 98

-La sociedad presenta una gran masa rural y un proletariado industrial poco desarrollado que alimenta doctrinas revolucionarias. Su pobreza contrasta con el poder y el lujo de la aristocracia y la alta burguésía, que vive en las ciudades. En medio, hay una pequeña burguésía, descontenta y favorable al reformismo. Las pérdidas humanas y económicas son cuantiosas: es el “desastre del 98”.
Todos estos hechos provocan que algunos intelectuales cobren conciencia de la debilidad del país, analicen sus causas y busquen soluciones. Se llama “regeneracionismo” a un movimiento que propugnaba la “regeneración del país”. Están Joaquín Costa, es famoso su lema “despensa y escuela”, con el que pedía una política económica y educativa. Es indispensable mencionar su anhelo de “europeizar” España para solucionar sus problemas. Hay que recordar a Ángel Ganivet, en su “Idearium español” analizo los rasgos del alma española y los males contemporáneos y la necesidad de renovación espiritual. Integran la Generación del 98: Unamuno, Azorín, Baroja y Maeztu, o como Antonio Machado y Valle-Inclán. El germen de esta generación puede situarse en el llamado grupo de “Los Tres”, formado por Azorín, Baroja y Maeztu, que en el año 1901 firman un manifiesto en el que denuncian la descomposición social y expresan su intención de mejorar la vida de los españoles. Unamuno abandona el socialismo, Azorín y Maeztu derivaron hacia posturas conservadoras, y Baroja se recluye en un radical escepticismo.

Rasgos comunes:

-Adquieren un relieve especial las preocupaciones existenciales.

-El tema de España es central en todos estos autores. En sus páginas se mezclan, el dolor y el amor por España. Rechazan la política del momento y exaltan una España eterna y espontanea. De ahí su interés por el paisaje castellano, que ellos consideran el más representativo del ser español, por la vida de los pueblos y nuestra historia. Se exalta el paisaje castellano como representativo del alma española.

-En el aspecto literario, estos autores contribuyeron decisivamente a la revolución literaria de principios del Siglo XX. Muestran su fervor por nuestra literatura medieval, en especial el “Poema de Mío Cid”, “El arcipreste de Hita”…, defienden un ideal de sobriedad, pero cuidado en la forma.

Autores y Obras:



Miguel de Unamuno

Cultivó varios géneros: el ensayo, la novela, la poesía y el teatro. En sus ensayos, aparecen temas como la preocupación por España y las meditaciones sobre el sentido de la vida. Destacan títulos como “Entorno al casticismo” y “Del sentimiento trágico de la vida”. Unamuno cultivó la novela y aporto innovaciones técnicas a este género.: “Niebla” y “San Manuel Bueno, mártir”. Su obra poética es muy amplia, y en ella destacan títulos como el “Cristo de Velázquez”.


José Martínez Ruíz “Azorín”

Las novelas de Azorín presentan innovaciones técnicas y argumentales: las argumentales son una simple escusa para pintar tipos y ambientes. “La voluntad” y “Antonio Azorín”. Además escribíó muchos ensayos de crítica literaria, como las incluidas en “Lectura españolas” y “Al margen de los clásicos”.


Pío Baroja

Baroja es el gran renovador del género novelístico en los primeros años del Siglo XX. En sus novelas, predomina la acción. Los personajes barojianos son seres al margen de la sociedad o enfrentados con ella. Baroja es un maestro de la recreación de ambientes y de personajes. Sus diálogos emplean un lenguaje muy real que transmite la forma de hablar de los personajes. El autor lleva al extremo la voluntad anti retórica de los noventayochistas, su prosa es espontanea y muy viva, con predominio de la frase corta y el párrafo breve. “La busca”, “El árbol de la ciencia” y “Zalacaín el aventurero”.


Antonio Machado

Machado es el poeta más importante de la Generación del 98. Su poesía se inicia en el Simbolismo y el Romanticismo tardío de autores como Bécquer. Su poesía se sitúa entre los modernistas durante la primera época. En esta etapa destaca el libro “Soledades, galerías y otros poemas”. La sensibilidad de Machado conecta con las tierras castellanas durante su estancia en Soria. Publica “Campos de Castilla”, en este libro aparecen los paisajes y gentes de Soria, junto a meditaciones sobre la realidad española. Se incluyen también unos poemas breves de carácter filosófico (“Proverbios y cantares”), y un largo romance titulado “La tierra de Alvarogonzalez”. El estilo poético de Machado ha evolucionado desde su Modernismo inicial hasta un estilo más adusto.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>