Autorizo a mi hijo a trabajar


“La Vida de un Estudiante en Madrid”

  • Andrés Hurtado acabó de terminar el bachillerato y comenzó su carrera universitaria de medicina en Madrid, todo era nuevo estaba sorprendido.

  • Un amigo suyo de la escuela, Julio Aracil, iba a empezar la misma carrera junto con otro amigo suyo, Montaner.

  • La familia de Hurtado era numerosa, su madre había muerto y eso le hacía sentirse muy solo, además, se llevaba muy mal con su padre (por que tienen ideologías diferentes) y con uno de sus hermanos.

  • A Hurtado le costaba aprobar, ya que prefería pasarse la tarde leyendo novelas.

    • Al final del primer curso dejó solo una asignatura, la cual aprobó finalmente.

  • En el segundo curso comenzó en la sala de disección, y era bastante desagradable para Hurtado. Veía que se trataba con muy poco respeto a los muertos.

  • Al curso siguiente el hermano pequeño de Andrés, Luisito, enfermó de tuberculosis. Andrés y su hermana Margarita se ocuparon de que Luisito estuviera bien.

  • Después Hurtado y su amigo Aracil entraron a trabajar en el hospital San Juan de Dios,

    • pero como no les gustaba abandonaron y consiguieron entrar en el Hospital General. También abandonarán el Hospital General.




La segunda parte, “Las Carnarias” trata de como Aracil le invita a Hurtado a que le acompañase a la casa de las  Minglanillas, allí vivía su novia Niní con su madre y hermana Lulú.  Aracil y Niní intentan emparejar a Andrés y Lulú, pero a Hurtado ella no le gusta físicamente, aunque llegan a ser muy amigos. A partir de su encuentro en una fiesta la amistad de Lulú y Andrés llega a ser de las mejores en la novela. Lulú tenía una amiga planchadora llamada Venancia, a la cual defiende ante su yerno e hija ya que estos estaban discutiendo contra ella. El yerno, Manolo, fue a la casa de las Minglanillas a enfrentarse a Lulú, pero Andrés se le encara y este se va asustado y decepcionado.






La tercera parte llamada “Tristezas y Dolores” comienza con el comunicado a Andrés por parte de su hermana de que Luisito había vuelto a caer enfermo. Como el niño necesitaba estar en un clima templado y limpio D. Pedro y Margarita partieron a Valencia para cuidarlo. Cuando Andrés fue a visitarlos vio que estaba mucho mejor y como la familia no podía pagar el alquiler de la Casa de Madrid y la de Valencia se mudaron a casa de una prima de D. Pedro. A Andrés no le gustaba la idea de que su hermano se quedara allí, pero tuvo que marcharse a Madrid. Más tarde se marcha a trabajar a un pueblo por dos meses. Al final su hermano fallecíó y él se sintió un poco culpable por no haber estado con él.


Cuarta parte: Inquisiciones: trata sobre todo de las conversaciones filosóficas entre Andrés y su tío Iturrioz, cuestiones sobre todo filósofo-político-sociales.Hurtado solía ir a visitar a su tío Iturrioz para charlar con él sobre la vida,entre él y su tío tienen una gran contraposición de ideas.




En “La Experiencia del Pueblo” (quinta parte) Baroja nos cuenta que Hurtado fue nombrado médico de un pueblo llamado Alcolea del Campo. Trabajó junto con él y el antiguo médico que había, con quien tenía una relación más bien mala porque este no quería que Andrés cogiese fama de mejor médico que él. Los dos llegaron al acuerdo de dividir el pueblo en dos `zonas médicas´ en las que cada uno ejercía a su manera. En este pueblo Andrés se ganó la fama de buen médico, pero debido a las disputas con el Dr. Sánchez (el otro médico del pueblo) también consiguió que la gente dijera de él que era raro, serio y triste. El creyó que esto era debido a la falta de relaciones con las demás personas, y después de pasar varias veces por el casino mantuvo una esporádica relación con Dorotea, la dueña de la casa en la que vivía. Después de esto, regresó a Madrid.





La sexta parte, “La Experiencia en Madrid” comienza con el regreso de Andrés Hurtado a Madrid, donde recibe la noticia de que España ha declarado la guerra a los E.E. U.U. Y de que no hay casi posibilidades de ganar. Se entera también de que Aracil se ha hecho rico, que se ha casado con una rica y que le ha prometido un trabajo de auxiliar de una de sus clínicas a Montaner, que ahora es pobre. Pero el encuentro que más le impacta es volver a ver a Lulú. Su hermana se ha casado con un hombre rico y gracias a ella Lulú ahora tiene una tienda de confecciones. La amistad entre Lulú y Andrés, como en su juventud, sigue creciendo, hasta convertirse en verdadero amor lo que sienten el uno por el otro. Antes de llegar a esto, Andrés había pasado por ser médico de higiene, donde vio todo el horror de la prostitución y la enfermedad, más tarde fue médico de pobres e incluso con estos tuvo tiempo de reflexionar sobre la vida y la muerte, y con sigo mismo, sobre el amor.


“La experiencia del Hijo”, la séptima parte, discute con su tío sobre tener un hijo o no, y le consigue un buen trabajo a Andrés, como traductor de libros, que se casa siguiendo los deseos de Dña. Leonor. Cuando parece que todo marcha bien en su vida, Lulú se queda embarazada, lo que no alegra mucho a Andrés. Pero a partir de aquí todas las desgracias se suceden juntas; en el parto el niño muere ahogado por el cordón umbilical, la depresión es enorme para Andrés y para Lulú, esta muere a los tres días y Hurtado se desespera tanto que se encierra en su habitación. Al no verle su tío Iturrioz en el funeral de Lulú teme lo peor, y cuando llega a su habitación encuentra a Andrés Hurtado muerto, envenenado, se había suicidado por no soportar la vida sin Lulú y sin respuestas suficientes para sus cuestiones existenciales.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *