Historia Romanticismo y Realismo


Pintura orientalista europea e española Varias fueron las razones que propiciaron el interés de los pintores por el mundo africano y árabe, Entre las que destacan el colonialismo, las expediciones, la arqueología, los avances en las Comunicaciones y el comercio y las propias bases del Romanticismo y su evasión hacia lo exótico Y leejano. Así lo vimos ya en la obra del neoclásico Ingres (Baño turco) y el ROMántico Delacroix (Mujeres en Argel). También el francés Gerome cultiva esta pintura, como vemos en Napoleón Ante la esfinge, 1886.


Mariano Fortuny y Marsal (1838-1874) Casado con Cecilia, hija del pintor
Federico de Madrazo y Kuntz, su corta vida no le impidió convertirse en referente de la pintura española. Influyó enormemente en Sorolla por su interés por captar la luz. Comparte con los ROMánticos El gusto por el exotismo oriental, que conocíó en el norte de África cuando le encargaron Acompañar al ejército español en sus campañas militares para realizar una crónica pictórica, allí Quedó deslumbrado por la luz africana. Su pincelada suelta, su pintura materica y empastada y su Interés por la luz y el color lo acercan al Impresionismo.

Pintura historicista española: Eduardo Rosales, Francisco Pradilla, Alejandro Ferrant Durante la segunda mitad del Siglo XIX, la pintura de temática histórica en España vivíó Su momento de máximo esplendor. Fue consecuencia del historicismo imperante en ese Periodo, sustentado por los medios oficiales a través del aliciente de los premios en las Exposiciones Nacionales. Muchos artistas, se afanaban por mostrar en cuadros de gran Formato, y claramente academicistas, hechos relevantes de nuestra historia, desde la época De los romanos, hasta la ominipresente Edad Media e incluso la contemporánea. Son Obras que acentúan la épica y el sentimentalismo popular. Muchas de estas pinturas Se conservan en nuestros museos, especialmente en el Museo del Prado y en Instituciones políticas como el Palacio del Senado. 
  Antonio Gisbert es el autor de El fusilamiento de Torrijos, (1888) uno de los cuadros más Impactantes del Museo del Prado, por su enorme tamaño, por su dura temática y por el Realismo Con el que está pintado. Fue un encargo especial del gobierno liberal de Sagasta. Querían un Cuadro que representase la defensa de la libertad y la democracia frente al autoritarismo Absolutista. El tema elegido para simbolizar la idea fue el fusilamiento de J. María de Torrijos y Sus compañeros, que había tenido lugar en 1831. Técnicamente es una obra academicista, de gran Ejecución, fuertemente influenciada por los Fusilamientos de Goya, pero sin su expresividad, Pues apenas hay emoción alguna en el rostro de los personajes que van a morir.
  Eduardo Rosales es el autor de la obra cumbre de la pintura de historia del Siglo XIX, El Testamento de Isabel la Católica, que marcaría la decisiva transformación de este género en España. Destaca el gran Realismo, la pincelada precisa, la atmósfera aérea velazqueña y la Expresión contenida de los rostros. Su lenguaje es ROMántico en el sentido de que está lleno de Lirismo épico. Recibíó también numerosos encargos de retratos y también le interésó la Pintura de paisaje. Entre sus pinturas de historia destaca además la muerte de Lucrecia, su Obra preferida y de desconcertante modernidad.
  Francisco Pradilla. Su obra maestra, pintada a los veintinueve años, es Doña Juana la Loca, y Resume todos los ingredientes del género, tanto desde el punto de vista formal como en su Concepto. El enorme lienzo despliega la bella visión ROMántica de la figura de la reina Juana I de Castilla (1479-1555); personaje en cuya historia se reunían aspectos tan atractivos para el espíritu Decimonónico como la pasión arrebatadora de un amor no correspondido, la locura por desamor, La traición y los celos desmedidos. La obra evoca el viaje de varios meses de doña Juana desde la Cartuja de Miraflores a Granada para trasladar el cadáver de su esposo Felipe el Hermoso. Su técnica no es dibujística como la de Rosales, sino suelta y pastosa, la composición es más Dinámica, en aspa y se observa una gran preocupación por lo atmosférico y espacial.
  Alejandro Ferrant cultivó paisajes, retratos, temas de historia, religiosos y decorativos. Dominó el dibujo y las distintas técnicas pictóricas: fresco, óleo y acuarela. Sus Obras se caracterizan por un colorido sobrio y elegante, que en el caso de los retratos Entronca con la tradición barroca por la utilización de gamas pardas. Su técnica se basa En el predominio de la mancha sobre el dibujo, utilizando una pincelada suelta.

La saga de los Madrazo. Comparación con los retratos de Franz Xaver Winterhalter Durante el Siglo XIX y parte del XX, destaca en el panorama artístico español, una Familia de grandes pintores, los Madrazo. José de Madrazo es el iniciador de esta Relevante saga. Pintor neoclásico y pintor de cámara de Fernando VII, tuvo la fortuna de Estudiar en París en el taller de David y además coloboró con Ingres en Roma, Del cual aprendíó la pureza de líneas y luminosidad que caracterizaron su obra. De sus cuadros el más conocido es de temática histórica, La Muerte de Viriato. Le sigue el Romanticismo galante de Federico, el Realismo de Raimundo, la pintura histórica de Luis, la pintura ROMántica de influencia oriental de Ricardo y Pedro como crítico de Arte. Sin Olvidar a Mariano Fortuny y Marsal, (el ya visto pintor orientalista) que se casaría con la hija de Federico. Fruto de este matrimonio nacerá Mariano Fortuny y Madrazo, un artista total (diseñador, escenógrafo y pintor) De todos ellos, el de mayor renombre por la calidad de sus retratos es Federico de Madrazo (1815-1894 que fue el más prominente pintor de la aristocracia madrileña coincidiendo con El auge del Romanticismo. Dirigíó durante varias décadas el Museo del Prado, y organizó Las colecciones de tal forma que resultaran atractivas y didácticas, organizándolas en Escuelas. También fue pintor de cámara de la reina Isabel II y director de la Real Academia De Bellas Artes de San Fernando. Sus amistades se contaban entre los más selectos Círculos y de ellas provienen algunos de sus retratos, como el de la Condesa de Vilches, Organizadora de una de las tertulias que el pintor frecuentaba. Sus retratos se caracterizan Por la sencillez, por lo natural y por una serenidad distante y cercana a al vez, que sonríe al Espectador pero sin profundizar en su psicología. Da prioridad al dibujo, el detallismo y el Accesorio aunque con el tiempo su pincelada se hace más expresiva, de tonos suaves, refleja la Riqueza y variedad de los tejidos. El retrato aristocrático europeo tiene su reflejo en otro representante Franz Xaver Winterhalter (1805-1873), exitoso pintor y grabador alemán que triunfó como retratista de La realeza y la aristocracia europea. En sus obras muestra con todo detalle y un Dominio de la técnica espectacular, la indumentaria y las diferentes texturas de telas y Joyas. Representa el lujo y la atmósfera relajada de esos ambientes, utilizando una técnica suelta, Rápida y una paleta de tonos suaves. Se observa influencia del Renacimiento y Barroco, siempre Mostrando una visión idealizada y favorecedora a mayor gloria de la figura representada, Especialmente las femeninas.

Mariano Fortuny y Madrazo (1871-1949), el artista total. Verdadero humanista, fue un hombre polifacético con intereses muy variados: las artes, las Ciencias, el teatro y la ópera. Su producción artística fue amplísima y abarca pintura, Grabado, escenografía, fotografía, diseños textiles y de moda así como diversos inventos Que patentó (tintes, colores, diseños, iluminación…) Nacido en el seno de una gran saga de artistas y educado desde pequeño en los mejores ambientes Culturales de Europa, a pesar de haber perdido a su padre con sólo 3 años, su madre supo Aprovechar los medios disponibles. Nacido en Granada, vivirá casi toda su vida en Venecia pero También en París y Alemania. En ésta estudió dibujo y química y conocería la obra de Wagner Quedando profundamente atraído por la ópera. Curiosamente como pintor no fue muy Vanguardista, al revés de su labor como diseñador e inventor. En su palacio de Venecia se Interésó por la gran colección de tejidos antiguos atesorada por su familia y abríó su taller Creando telas y trajes originales. Utilizo técnicas innovadoras, también en la obtención de Colores para sus pinturas y en el tintado de las telas que diseñaba, siguiendo Secretos procedimientos de fabricación extraídos de antiguos recetarios. En toda su Ecléctica e historicista producción artística se observa la influencia del arte del pasado: Hispanomusulmán, renacentista, Barroco, persa, turco etc. Creó geniales métodos para la Estampación de terciopelos, sedas y algodones. Diseñó el famoso vestido Delphos, verdadero Icono de la moda de vanguardia del Siglo XX, que remite al Auriga de Delfos de la Estatuaria de la antigua Grecia. Este vestido es una túnica de satén de seda densamente Plisada. Lo patentó en 1909 y diseñó una maquina para realizar los plisados. Fue un rotundo éxito entre la sociedad de la época y fuente de inspiración para muchos diseñadores. Este Vestido revolucionario no admitía ropa interior, debía ser llevado como una segunda Piel, liberando al cuerpo de los opresivos corsés, por aquel entonces tan de moda. A Fortuny le apasionaba el teatro y la ópera, especialmente Wagner, y creó numerosas Escenografías, como la de Tristán e Isolda. Su extraordinaria pasión por la luz, le Impulsaría a estudiar luminotecnia, inventando un procedimiento de iluminación escénica Por luz indirecta que patentó con el nombre de Sistema Fortuny, al que dos años más Tarde añadió un aparato escenográfico, la cúpula Fortuny, procedimiento verdaderamente Revolucionario. Esta cúpula, de cuarto de esfera, presentaba un complejo entramado Metálico y proyectaba luz coloreada a través de una serie de lámparas adaptadas a tal fin. Así conseguía sugerentes efectos lumínicos. Destacó también como fotógrafo y sus lámparas En metal y seda para salones y museos son considerados hoy obras emblemáticas del Diseño del Siglo XX.

Movimiento Arts & Crafts. William Morris Liderado por William Morris es un movimiento del diseño y artes decorativas que reacciona Frente a la producción en serie. El impacto de la revolución industrial en el diseño fue brutal, Propició la realización de objetos nuevos, prácticos, económicos y rápidos, pero en General, de baja calidad estética. Como reacción, desde mediados del Siglo XIX, surgen En Inglaterra voces que propugnan la renovación estética y la revitalización de la artesanía Reivindicando la uníón entre las bellas artes y las artes decorativas o industriales, mal Llamadas “menores”. Morris, poeta, reformador social, empresario, pintor y artista fue su Principal ideólogo aunque no el único, también participan John Ruskin, Edward BurneJones, Philip Webb, y Rossetti, entre otros, lo que da una idea de su conexión con el Movimiento pictórico prerrafaelista. Creen en la superioridad de la producción artesanal sobre la producción mecanizada, que se ve Como algo degradante para el creador y el consumidor. Reaccionan contra la pérdida de Belleza y calidad que había supuesto la influencia de la industria en la producción De objetos artísticos. Propugnan el regreso a los gremios como único modo de garantizar la dignidad de los artistas y De los objetos y rechazan las máquinas. Lucharon por recuperar los métodos tradicionales de Fabricación artesanal y además trataron de mejorar las condiciones laborales de los artistas Y artesanos, fomentando la colaboración artística. De aquí surge la idea de un arte Socializado, en el que el artesano debe conservar su individualismo frente a la Masificación de la producción en serie. Así, este movimiento tuvo una fuerte carga Social, incluso política. Los artistas se instalan en ambientes rurales, lejos de lugares vinculados a la revolución Industrial. Realizan todo tipo de piezas de artes decorativas desde mobiliario hasta Cerámica, pasando por textiles, papeles pintados o vidrieras. Valoran la simplicidad de las formas. En una primera fase se inspiran en las formas de la Naturaleza, vegetales y animales. Después se vuelven algo más abstractos inspirados en el Movimiento y figuras míticas. A pesar de sus pretensiones de crear productos asequibles, el utilizar la técnica y estética Artesanales hasta sus últimas consecuencias, las piezas resultaron carísimas y solo unos Privilegiados las podían adquirir. Un crítico de arte señaló que se convirtió en “la obra De unos pocos para unos pocos”. Aún así, con este movimiento se inicia una nueva Apreciación de las artes decorativas por toda Europa. Sus ideas se difundieron también por Estados Unidos y sentaron las bases de las futuras Escuelas de Artes y Oficios (actuales Escuelas de Arte y Diseño).

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>