Poesía de la experiencia neoerotismo


Rasgos generales de la poesía desde 1975:
Es un periodo con una intensa actividad poética que se refleja en el gran número de publicaciones. Obviamente siguen publicando poetas de otras generaciones. La proximidad cronológica y la proliferación de publicaciones poéticas dificultan un análisis nítido de las líneas dominantes. Algunos rasgos comunes son: Rehumanización y recuperación del yo, afán de comunicación, renovación lingüística, humor e ironía, recuperación del compromiso, influencia del Realismo sucio y la meta poesía.

Tendencias poéticas y autores significativos



Han surgido diferentes tendencias poéticas entre las que destacan la poesía de la experiencia, el neosurrealismo, la poesía del silencio, la poesía épica, el clasicismo, el neoerotismo y por último las corrientes emergentes en el inicio del Siglo XXI.

La poesía de la experiencia:

Es una poesía de corte realista que ese expresa con un lenguaje accesible y natural en la que el autor transmite su experiencia y reflexiones. El poema está constituido como monologo dramático, las fuentes de inspiración son sucesos banales y cotidianos, el lenguaje es sencillo e incluye jergas juveniles, urbanas, marginales… métricamente se alternan el verso libre y las formas métricas tradicionales. En los temas  se observa una preferencia por los motivos urbanos y la vida contemporánea combinado con una reinterpretación de tópicos como el tempus fugit o el carpe diem. Los autores más representativos son: Luis Alberto de Cuenca, Felipe Benítez Reyes, Benjamín Prado y Luis García Montero. Cabe destacar en su amplia trayectoria poética El jardín extranjero y Habitaciones separadas.

Neosurrealismo:

Recupera rasgos de la poesía surrealista como el verso largo, escritura automática, rupturas sintácticas, las imágenes innovadoras, el mundo de lo onírico… Se defiende ante todo la imaginación frente al Realismo de la poesía de la experiencia mediante la recreación de imágenes portentosas y de una visión onírica de la realidad. Los poemas están teñidos de emoción irracional y de ironía. Casariego Córdoba o blanca Andreu de la niña de provincias que se vino a vivir en un Chagall. En su obra acoge temas como el amor, el tiempo o la muerte con influencia de la metapoesía. Su estilo es solemne, determina el ritmo y la capacidad de dotar de nuevos significados a las palabras como se observa en otra de sus obras significativas, Los archivos griegos.

La poesía del silencio:

la poesía como instrumento de reflexión y conocimiento: el objetivo no será compartir experiencias sino plantear interrogantes sobre temas como la comunicación o la creación. Se busca una máxima depuración formal mediante la elipsis algunos críticos la denominan poesía metafísica. Destacan autores como Antonio Gamoneda José Ángel Valente o el poeta del 27 Jorge Guillén respecto a los autores más destacados mencionaremos a Jaime Siles Ildefonso Rodríguez.

Poesía épica o coral:

se intenta recuperar la memoria colectiva a partir de la meditación personal del yo poético. Se produce una simbiosis entre el yo y el nosotros en el qué el paisaje adquiere un valor mítico. Su precedente más inmediato es Antonio Colinas. Algunos de los autores destacados serían los leoneses José Luis puerto Julio Llamazares Juan Carlos Mestre. 

Poesía clasicista:

se caracteriza por un anhelo de belleza, reflejado en rasgos como la cuidada elaboración formal y la abundancia de referencias míticas, clásicas y orientales. Luis Antonio de Villena es el poeta más representativo. La trayectoria de este poeta madrileño aborda desde la postura vitalista que rechaza lo moral temas diversos como el erotismo, el hedonismo, la juventud como paraíso perdido o la muerte. En su estilo se manifiesta la influencia de autores clásicos grecolatinos, del Modernismo y de la literatura anglosajona. Destacaremos El viaje a Bizancio


Neoerotismo:

renueva la poesía amorosa a partir de la transgresión de los tópicos típicamente masculinos. Ana Roseti abanderada de esta tendencia destaca por construir atmósferas sensuales pobladas de elementos eróticos, así como parodiar los cánones masculinos, pues convierte a la mujer en sujeto protagonista de la poesía. Su estilo se caracteriza por el culturalismo y la recreación de ambientes clásicos o modernistas. Destacaremos dos de sus poemarios Los devaneos de eratoy punto umbrío


Lírica del Siglo XXI:

las corrientes cultivadas son heterogéneas pero podemos destacar algunos elementos o rasgos comunes punto regresó a la poesía de la experiencia, predominio en la introspección siguiendo el yo poético el eje vertebrador de las reflexiones personales y existenciales, intento de renovación lingüística, diversidad ante la realidad histórica coma se regresé a la coincidencia crítica y colectiva. Entre la pléyade de autores destacamos en esta poesía ultimísima nombres como Tomás Sánchez Santiago, Elena Medel, Luisa Castro, Jorge Riechman, Andrés Neuman, Eloísa Otero, Luis Artigue…

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>