Valores y antivalores La casa delos espíritus de Isabel allende


I. INTRODUCCIÓN A LA CASA DE LOS ESPÍRITUS



La casa de los espíritus es una novela que aúna el testimonio personal, la historia novelada de la familia materna de la autora, y el terror de la dictadura de Pinochet. La casa de los espíritus está escrita tras el exilio de la escritora. El hecho de empezar a principio de siglo tiene sentido en el deseo de explicar los acontecimientos:

La narración del siglo de vida en Chile se hace a través de la vida de cuatro generaciones de la familia Trueba. Es un relato basado, principalmente, en las voces femeninas. La segunda parte gira en torno a la elección y el derrocamiento de Salvador Allende. En la parte final, ante la adversidad surge la esperanza ante el apoyo de la Iglesia de la solidaridad de las mujeres entre sí.

La escritura es el receptáculo en que se guarda la memoria. El personaje que compila y guarda la memoria es Alba, la nieta de Esteban Trueba. Ella quiere, como señala en el epílogo, “dar voz a quienes no tienen voz”. Se trata de aprender del pasado: para Alba, que entiende a todos sus compatriotas y familiares, mediante la reflexión y la comprensión se podría mejorar la vida. Frente al pesimismo de los autores del boom, la voz de Alba al final de la novela deja abierta la puerta a la esperanza.

El recuerdo, individual o colectivo, es la materia que permite reestructurar la novela. El fallo del recuerdo tiene consecuencias: A) Esteban no reconoce a su hijo ni a su nieto .B)Blanca cree haber olvidado al padre de su hija tras el matrimonio con Satigny Clara enmudece tras haber vaticinado la muerte de su hermana Rosa; C=Blanca también enmudece tras dejar a su marido.


III ISABEL ALLENDE EN EL MARCO DE LA LITERATURA HISPANOAMERICANA

La casa de los espíritus se incluye en lo que se ha llamado post-boom, la literatura sudamericana en los años 80, tras el llamado Realismo Mágico, corriente que aflora en los 60.  La renovación de la literatura hispanoamericana se da en los años posteriores a la II Guerra Mundial, a la zaga de las innovaciones de la literatura norteamericana, Faulkner y John Dos Passos, principalmente, y de las vanguardias europeas.

Se recogen técnicas del psicoanálisis (escritura automática) y del cine (enfoques). Esta tendencia supone una ruptura con la literatura tradicional hispanoamericana, cuyo fruto más importante fue Doña Bárbara. Estas novelas se cauterizaban por el regionalismo, el indigenismo y la forma de narración lineal.

En el boom confluyeron distintas corrientes:


a) La novela política El señor presidente, de Miguel Ángel Asturias   b) La novela histórica Bomarzo, de Manuel Múgica Láinez, donde se recrea el Renacimiento italiano.

c) Novela psicológica y existencial. Son novelas de ambiente urbano en que se plantea el sentido de la vida y los problemas cotidianos. Los temas son la angustia, el aislamiento, la soledad.  El túnel, de Sabato  d) Novela mágica y popular El llano en llamas, de Juan Rulfo e) El Realismo mágico Es la corriente más fuerte, y también la más famosa. Supone la entrada de lo sobrenatural en la novela. Los autores más conocidos son Gabriel García Márquez, con Cien años de soledad

IV. EL Realismo MÁGICO EN LA CASA DE LOS ESPÍRITUS


El Realismo mágico trata de descubrir la realidad hispanoamericana, puesto que solo lo que tradicionalmente se conoce como Realismo no da cuenta de toda la realidad, que incluye lo mágico: los sueños, la santería, las supersticiones, lo sobrenatural forma parte de la vida cotidiana.

Se describe, por tanto, lo sobrenatural como si fuera parte de lo real. Se ha identificado esto como un reflejo de las raíces indígenas.

Carácterísticas:


a) Lo real maravilloso Lo maravilloso forma parte de la vida cotidiana. B) Experimentalismo Las obras presentan diferentes puntos de vista, rupturas de la narración lineal…c) Espacios mágicos y durosd) La muerte La muerte se entremezcla con la vida. E) Carencia de humor. Vargas Llosa distingue por su parte cuatro tipos de Realismo mágico

A) Lo mágico b) Lo fantástico c) Lo milagroso d) Lo mítico y legendario

A pesar de que la crítica no engloba esta novela en el llamado Realismo mágico, sí se pueden señalar algunas carácterísticas mágicas, si bien no son las específicas del movimiento. Isabel Allende forma parte del postboom, que se desarrolla en los ochenta. Las carácterísticas de Allende obedecen en cierto modo a un producto de mercado que espera una determinada literatura.A) Mezcla de lo natural con lo sobrenatural. B) Aparición de diversos narradores (puntos de vista)  c) Frente al intelectualismo del Realismo mágico, La casa de los espíritus apela a las emociones y se recalcan los valores morales desde un punto de vista maniqueo. La muerte, como en el Realismo mágico, es una prolongación de la vida.  d) Se maneja el tiempo de forma no lineal: el final de la novela enlaza con el principio; en el movimiento del Realismo mágico, el tiempo se concibe como cíclico. En La casa de los espíritus no se llega a esto. E) La violencia aparece tal como se presenta en la vida cotidiana; aunque, a diferencia del Realismo mágico, no se investiga sobre la condición humana, pero sí se presentan los desórdenes morales.  f) Presencia de elementos fantásticos. Lo anormal se junta con lo normal de manera natural. G) Se insertan aspectos misteriosos de la vida cotidiana: supersticiones, costumbres, premoniciones… h) La presencia de escenarios imaginarios es menos patente que en el Realismo mágico; en los sueños, la línea es difusa.

En lo formal, La casa de los espíritus se acerca al Realismo mágico en:a) Multiplicidad de narradores: 1ª, 2ª (indirecto libre) y 3ª persona. B) Polifonía: diversos puntos de vista.  c) Narración no lineal.

Órico, correspondiente a la historia de la familia de los Trueba. Ambos se interrelacionan


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>