Como se nos devuelve la gracia perdida por el pecado


Cap9 Noción de redención


: Se puede comprender en sentido objetivo y subjetivo. En lo objetivo es la misma obra redentora de Cristo, es decir, el sacrificio de su muerte en la cruz. En sentido subjetivo, es la realización de la redención en cada uno de los hombres. O la aplicación de sus frutos de cada uno de ellos. Por eso puede hablarse de una faceta negativa de la redención y una positiva. Según la primera, la redención es una liberación del señorío del pecado, del demonio y de la muerte. En la positiva, la redención es la restauración del estado de uníón sobrenatural con Dios, que fue destruido por el pecado.

Faceta negativa


Cristo considera la entrega de su vida como “precio del rescate por muchos”. El sacrificio de su muerte, fué nuestra redención. Cristo rescató a los hombres de:
>la esclavitud del pecado, así como por el pecado de un solo hombre, se condenaron todos, así también por la justicia de uno solo llega a todos la justificación de la vida. Pues como por la desobediencia de muchos fueron hechos pecadores, así también por la desobediencia de uno, muchos serán hechos justos.Cristo nos libera de la servidumbre del pecado. La liberación del cristiano, lejos de ser fruto de una doctrina abstracta o intemporal, resulta de un acontecimiento histórico, la muerte viciosa de Jesús, y de un contacto personal, la adhesión de Cristo en el Bautismo.

>La servidumbre de la ley mosaica: según San Pablo, la superación del pecado está en estrecha relación con la de Ley. La ley, expreción de la voluntad de Dios, es en sí misma santa y buena. La ley se presenta a la conciencia del hombre como ordenanzas ciertas, definidas, divinas, pero no le da el poder para cumplir con ellas. Solo la gracia de Cristo nos hace capaces de ese cumplimiento.
>la esclavitud del diablo: enseña el Catecismo de la Iglesia
Católica: La venida del Reino de Dios, es la derrota del Reino de Satanás. Los exorsismos de Jesús liberan a los hombres del dominio de los demonios. Anticipan la gran victoria de Jesús sobre el príncipe de este mundo. El poder demoníaco se agotó y quedó paralizado para siempre.
>La esclavitud de su muerte: También el poder de la muerte esta destruido. Por el pecado original, que todos heredamos de Adán, los hombres quedan privados del cielo y sometidos también a la muerte temporal, en cuando el alma se separa del cuerpo. Por los pecados mortales personales, el hombre merece la condenación eterna. Pero Jesucristo nos recata de esta muerte física porque El ha resucitado y nosotros resusitaremos también al final de los tiempos, de la muerte eterna porque al perdonarse el pecado, se perdona la pena eterna del infierno. La victoria sobre la muerte y el dolor no significa que desaparezcan del mundo: significa que la muerte y el dolor están al servicio de la transformación para una vida nueva e imperecedora.

Faceta positiva


La virtud reconciliadora del sacrificio de su muerte la indicó Cristo en la intuición de la eucaristía cuando dijo: Esta es la sangre de la Alianza, la cual por muchos se derrama para remisión de los pecados. San Pablo atribuye a la muerte de Cristo la reconciliación de los pecadores con Dios, es decir, la restauración de la antigua relación de hijos y amigos con Dios. El que se convierte en la fe de Cristo, es recibido por el Padre en condición de hijo y gozará de los derechos de tal filiación y de la herencia en el día de la nueva venida de Cristo. Pero ya posee un anticipo de ello: El espíritu de Cristo. Quien cree en Cristo, es incorporado a su relación de Hijo de Dios, está en comunidad vital con el y participa de su vida.

Cap 11 Nocíon de gracia


Es un don sobrenatural que Dios concede a la criatura racional por los méritos de Jesucristo, totalmente inmerecido por la criatura, que hace al hombre Hijo de Dios y heredero del cielo. Es una participación en la vida de Dios. Sin ella el hombre jamas podría llegar a Dios. La gracia introduce en el alma humana un elemento nuevo, un elemento ontológico y no solo moral. Este elemento es exclusivo de nuestra religión, y por eso mismo la convierte en la única sobre natural y única verdadera. La gracia implica que algo divino se inserta en el alma creada, en nuestro ser, en nuestra estructura metafísica. Hay que superar la dificultad que supone aceptar que algo real divino se inserte en nuestro ser real natural. Esta donación de la vida divina se da en dos planos:
>un plano personal de unión con cristo y también comunidad con el Padre. Tal comunidad tiene como consecuencia la tranformación del hombre en Hijo de Dios y la amistad con Dios.
>un plano objetivo, la justificación implica: una faz negativa: la liberación del pecado, verdadera remisión de los pecados. No es solo un encubrecimiento o imputación de ellos, sino verdadero perdón y la cmpleta supresión de ellos.
Una faz positiva: la interna renovación y santificación del hombre, que conlleva a su vez, la capcidad para realizar actos meritorios sobrenaturales, necesarios para su salvación.
La causa formal de la justificación es la justicia de Dios, no aquella por la cual noshace justos a nosotros. A esto denominamos la gracia de santificación.
Estado de gracia:
La gracia santificante es una cualidad que reciste y diviniza nuestra alma, son sobrenatural permanente que nos hace justos, es decir, santos, amigos e hijos adoptivos de Dios, y herederos de la gloria eterna. Los efectos y consecuencias de la gracia santificante son: hace el alma justa y santa, borra el pecado mortal (original y actual), hace al hombre amigo de Dios, hace al hombre


hijo adoptivo de Dios, hace al hombre hermano adoptivo de Jesucristo, hace al hombre partícipe de la vida divina, hace al hombre templo de la Santísima Trinidad, hace al hombre heredero del Cielo, da valor y mérito sobrenatural a nuestros actos.
Con la gracia santificante van unidos unos dones sobrenaturales realmente distintos a ella.
Gracia actual: es ciertos auxilios sobrenaturales y transitorios o pasajeros, por los cuales Dios ilumina el entendimiento y mueve a la voluntad para realizar actos sobrenaturales. Se llaman gracias actuales porque nos es dada en cada caso para realizar una acción, un acto. Llamase también auxiliante porque nos es dada para ayudarnos y auxiliarnos en nuestras necesidades sobre naturales. La gracia actual es necesaria para obtener la salvación. Pero ella solo no es suficiente para salvarnos. Para esto es indispensable poseer la gracia santificante. Pero la gracia Santificante no se puede obtener, conservar ni recuperar sin las gracias actuales, por eso estas son necesarias para nuestra salvación.

Cap 12: Iglesia

Noción de iglesia


En esencia la Iglesia es la comunidad de todos los creyentes del nuevo Testamento que han sido unidos por el lazo de la fe, del bautismo y de la acción regeneradora del Espíritu Santo, que tiene a Jesucristo como centro: todos los que creen en Cristo constituyen la nueva asamblea del pueblo de Dios.
Propiedades esenciales de la Iglesia: Se distinguen 7 propiedades esenciales: la indefectibilidad, la infabilidad, la visibilidad, la unidad, la santidad, la catolicidad, y la apostolicidad. De estas siete, cuatro de ellas son, al mismo tiempo, notas distintivas. Estas cuatro propiedades esenciales de la iglesia, cumplen una doble función: son elementos constitutivos de la iglesia, y a la vez dan a conocer en cuanto Iglesia de Cristo, es decir, nos ayudan a discernir cual es la verdadera Iglesia fundada por Cristo.

Unidad


Por unidad se entiende a la unidad interna o unión en el sentido de concordia. La unicidad implica que la Iglesia solo puede ser siempre una Iglesia, nunca varias simultaneas. Se puede distinguir dos tipos de unidad en la Iglesia.
>La unidad de la fe implica que todos los miembros de la iglesia crean internamente, por lo menos de manera implícita, y confiesen externamente las verdades de Fe propuestas por el magisterio.
>La unidad de comunión: implica por una parte la sujeción de los miembros de la Iglesia a la autoridad de los obispos y el Papa.
por otro lado implica una vinculación de los miembros entre si constituyendo una unidad social por la participación en el mismo culto y en los mismos medios para alcanzar la gracia. La unidad Fe es rota por la herejía, que es una doctrina errónea, mantenida con pertinencia por quien ya había admitido la fe cristiana, negando alguna verdad de las propuestas por la Iglesia como rebeladas, o la duda pertinaz sobre la misma.

Apostolicidad


Es una misión viva y efectiva con los Apóstoles en el origen, en la doctrina, y en la sucesión. Significa, ante todo, que la Iglesia esta allí donde los sucesores de los apóstoles y el sucesor de Pedro están en comunión con los orígenes.

Catolicidad


Se distinguen los siguientes tipos.
>catolicidad del espacio: Significa que la Iglesia de Cristo está destinada a todo el mundo. Mientras que el Reino de Dios en el Antiguo Testamento se limitaba al pueblo de Israel, el futuro Reino mesíanico abarcará todos los pueblos de la tierra.
>Catolicidad del tiempo: De este tipo de catolicidad se infiere su expanción a través de los tiempos, Tiene la capacidad de subsistir y sobrevivir a todos los tiempos frente a la ley de la caducidad que lo domina todo.
>Catolicidad de personas: este tipo de catolicidad afirma que Cristo quiso que su Iglesia fuera universal y abrazara a todas las personas y a todos los pueblos. Por otra parte, implica que la verdad y el espíritu de la Iglesia no solo puede ser asimilado por cualquier cultura y mentalidad sino que la verdad católica está destinada a concretar la realización mas plena de esa cultura y de esa mentalidad. También es un hecho que la Iglesia asume todo lo que la ética natural presenta de bueno y Solido.

Santidad


La Iglesia es Santa porque, santificada por Cristo, produce asimismo santidad. Esto es lo que no se puede negar, otra cosa es que todos sus miembros sean santos. La iglesia es Santa en su origen, en su fin, en sus medios, y en sus frutos.
En su origen porque es santo su fundador, el mismo cristo y es santo su principio vital interno, El Espíritu Santo. En su fin que es la gloria de Dios y la salvación y santificación del hombre. En sus medios, con los que la Iglesia alzanza su fin: la doctrina de cristo con sus artículos de fe, sus preceptos y consejos morales, el culto y sobre todo el santo sacrificio de la misa, los sacramentos, los sacramentales y las preces litúrgicas, las leyes y ordenaciones de la iglesia. En sus frutos, ya que son santos muchos miembros de la Iglesia, entendiendo la palabra santidad en el sentido general de la palabra, y tampoco han faltado en todo tiempo, ejemplos de santidad heroica probada con hechos milagrosos.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>