Historias de terror en ingles y español


La intertextualidad y el humor en ¡Te pillé, Caperucita! Esta obra obtuvo el Premio Lazarillo 1994, el galardón español más importante de Literatura Infantil y Juvenil. Constituye una nueva y completa reescritura del cuento popular de Caperucita Roja. Las variaciones de la historia original pueden enmarcarse en dos tipos de versiones: – Versiones que han supuesto el cambio progresivo de los valores originarios de sumisión y Violencia por la autonomía, la convivencia y la reconciliación – Versiones en las que domina la caricaturización, incluso la transgresión completa del sentido del Cuento tradicional. Hay una gran desmitificación y una búsqueda de complicidad y juro con la Transgresión. El receptor es un niño ya crecido que esta lejos de los cuentos maravillosos y Ademas con gran frecuencia el autor busca tanto o mas la risa del adulto que la de los niños. En Esta segunda línea señalada se sitúa ¡Te pillé, Caperucita! De Carles Cano. En relación con el manejo de la intertextualidad, destacaremos en primer lugar que ¡Te pillé, Caperucita! Es un gran hipertexto, que se construye sobre la reinvención del famoso cuento que Se mezcla en forma de “collage” con una nutrida presencia de otros hipotextos, personajes y Escenas tomados de distintos cuentos y de conocidas referencias literarias, musicales y Cinematográficas:
Blancanieves, La ratita presumida, El gato con botas y Cenicienta, se mezclan Con diversas figuras célebres como Frankenstein, Drácula, Rambo y Michael Jackson. Además Encontramos canciones que se hicieron populares: Tú lo que quieres es/que me coma el tigre/que Me coma el tigre/mi carne es morena…, o bien frases hechas y coloquialismos del patrimonio Infantil: ¡Yo por aquí, tú por este “lao” y en el mar ruge el bakalao! La trama discurre sobre el supuesto conocimiento previo del lector de tales hipotextos y Referencias. En distintos momentos, se juega hábilmente con las previsibles expectativas que se Suponen en el lector. Por otra parte, el humor se utiliza para introducir cambios sorprendentes en La reelaboración de hipotextos implícitos o explícitos: Y… ¿qué llevas en esa cestita?… Llevo lo mismo de siempre: unas longanizas, morcillas, unos cuantos ajos tiernos… En el Epílogo, el autor hace explícita la intención de su obra y el deseo de que los niños conozcan Y a la vez reutilicen los viejos cuentos de forma creativa. Es decir, usen de la intertextualidad por sí Mismos en la creación de nuevas historias inventadas a partir de los cuentos clásicos. En relación con el lenguaje de la comedia, el primer elemento que habría que mencionar es la Peculiar estructura de la obra: un acto único, precedido de un prólogo y un epílogo, cuya trama es Interrumpida al final de cada escena por cuatro breves cuadros con argumento independiente y Propio. Tales cuadros poseen un elevado componente cómico y crítico y se presentan con un Formato de anuncio publicitario, como si se tratara de un programa de TV. Esta estructura Dislocada es una primera mirada cómplice al lector/espectador implícito para burlarse y satirizar la Vida cotidiana, presidida y tiranizada por la abusiva publicidad televisiva. Ejemplificando algunos de los tipos de comedia: La comicidad situacional está presente a lo largo de la pieza y se vincula a la intertextualidad en Muchos de los enredos y malentendidos, en acciones y peripecias claves que acentúan su Componente humorístico mediante esta estrategia creativa. Por ejemplo, los personajes cambian Los papeles esperables: a Caperucita la pretenden el Gato con Botas y uno de los tres cerditos, Ella se comporta como la Ratita Presumida y finalmente declara su amor al lobo. La comicidad verbal se maneja con habilidad mediante juegos de palabras a partir del uso de Términos y personajes del hipotexto cuya significación se altera en el hipertexto: la princesa de Cuento «Blancanieves» nos sorprende con el reclamo de su “Blanconieve”, y “Cenicienta” Pretende vendernos el limpiando “Centillenta”. La denominada “comicidad de carácter” se revela en el retrato y la acción de algunos personajes. Por ejemplo, esta Caperucita ya no tiene nada que ver con la niña ingenua y recatada del modelo Tradicional y en la cesta lleva un martillo con el que golpea al lobo. Es una broma y, al mismo Tiempo, una actualización del personaje femenino con un toque humorístico: Eso es una cosita Para mi defensa personal que no están los tiempos como para ir sola e indefensa por el bosque. La caricaturización de personajes en esta obra es abundante, ofreciendo nuevas versiones de Algunos arquetipos: el vampiro Drácula se profesionaliza como un cobrador de morosos y Frankenstein alcanza reconocida fama en su labor de cirujano plástico. La comicidad sátira y burla está ya presente en ejemplos anteriores y adquiere tintes irónicos en Esta muestra: una imagen vale más que mil palabras y si no que se lo pregunten a cualquier Escritor… Otro ejemplo es la burla sobre los excesos y engaños de la publicidad: Blanconieve es acrílico, Respetuoso con el medio ambiente, lavable, no se nota nada y quita las manchas que es una Maravilla. Michael Jackson se pega un par de pasaditas cada día. Compre “Blanconieve” y… ¡a Triunfar! En definitiva, tras la lectura colectiva con los alumnos, el comentario de estos y otros posibles Elementos del texto no sólo ofrecerá a los estudiantes un nuevo nivel de comprensión del mismo, Sino también la posibilidad de gozarlo más intensamente.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>