Contexto social del modernismo


Se trata d una novela hispanoamericana del 1967. las consecuencias principales q lo influyen:- El desarrollo industrial, q intensificó la dependencia económica d Hispanoamérica respecto a Europa y EEUU, e impulsó la emigración hacia las ciudades. A esta emigración contribuyeron las precarias condiciones d los campesinos, q dieron lugar a procesos revolucionarios como el mexicano.- El caudillismo heredado del s.19, q derivó n una saga de dictaduras militares que eliminaron de forma drástica cualquier tipo d oposición. Los narradores buscaron una novela con suficiente prestigio para q su contenido ideológico fuera tenido en cuenta, una novela donde se reconocieran las marcas históricas y culturales de Hispanoamérica. En cuanto a las circunstancias literarias podemos argumentar que la eclosión de la narrativa hispanoamericana en la segunda mitad del s. XX ha sido resultado de la convergencia de diferentes factores. Por un lado, las circunstancias históricas generaron en los intelectuales una conciencia crítica que los llevó a plantearse cuál había de ser su actitud ante esa realidad. Por otro, recibieron la influencia de las literaturas europeas y norteamericana, el impulso de las vanguardias y de las innovaciones narrativas contemporáneas. A todo ello se suma la importancia de la naturaleza suramericana, el contraste entre la cultura europea y el mundo mítico de las culturas indígenas y la visión mágica de los pobladores de origen africano. se trata de una novela hispana k forma parte del realismo magico, consolidado en los setenta, que muestra una realidad que excede los límites de la racionalidad. Cabe destacar la tendencia de lo fantástico, la creación de mundos que parten de la realidad pero adquieren matices irreales o se presentan como tales. También se centra en las vivencias de los personajes y en su forma de ver el mundo. La literatura siguio en su critica social, añadiendo mayor complejidad y preocupación formal.




1.-Valle-Inclán en el contexto literario entre fin de siglo y la guerra civil. a)Contexto histórico: De la centuria anterior España arrastra la llamada “crisis de fin de siglo”, que se puede concretar en los graves problemas de convivencia entre los españoles, divididos en ideologías encontradas, y la decadencia del país que culmina con la pérdida de nuestras últimas colonias ultramarinas, el año del desastre 1898. Desde 1902 a 1923 dura el reinado de Alfonso XIII. Hay que destacar en este periodo el desarrollo industrial, el nacimiento y consolidación del proletariado, los enfrentamientos sociales y las continuas crisis ministeriales. La situación anterior conduce a la dictadura del general Primo de Rivera (1923-1931), que intenta, desde la concentración del poder, resolver la crisis de la nación. Con ciertos logros en algunos campos, al final la dictadura también fracasó. La miseria muy generalizada, la organización y politización de la clase obrera y, sobre todo, la unión de las izquierdas, trajo consigo la proclamación de la Segunda República (1931-1939). El periodo republicano comenzó con un deseo de profundas reformas y buenas intenciones, pero se manifestó impotente ante los problemas endémicos del país: los enfrentamientos ideológicos y sociales y la crisis económica. Los acontecimientos se precipitaron: huelgas y disturbios, triunfo de la derecha en 1933, huelga y revolución en Asturias en 1934, unión de izquierdas en el Frente popular que gana las elecciones en 1936. Ese mismo año, en julio, el general Franco se sublevó contra el gobierno de la República. Estalla la Guerra Civil (1936-1939), confrontación fraticida con la que culmina el enfrentamiento de las dos Españas. c) Contexto literario. En torno a 1910 dos movimientos literarios han alcanzado ya su máximo desarrollo: Modernismo y Generación del 98. Ambos movimientos surgen como reacción contra la cultura y las Letras del siglo XIX, y revelan –cada uno a su modo- la insatisfacción del escritor ante el mundo. Modernismo y 98 son en palabras de Federico de Onís: “formas hispánicas de la crisis universal de las letras y del espíritu que se manifiesta en todos los aspectos de la vida”. Eran “gente nueva” con una nueva estética que rompía con la del siglo XIX; todos abogaban por una profunda renovación lingüística que traería nuevas posibilidades expresivas, y adoptaron también una postura crítica ante las normas sociales y la situación política. Entre ambos movimientos podría inferirse un denominador común: la época y dos talantes diferenciados: un talante más estético, centrado enla forma (el Modernismo) y el otro con un talante político e ideológico, más preocupado por el contenido (la Generación del 98). Las características de ambas corrientes quedan resumidas en el siguiente cuadro:




b) Contexto social. Entre 1885 y 1914, se produjo una “crisis universal de las letras y del espíritu” que configuró la mentalidad del ser humano del nuevo siglo. Entre los rasgos más característicos podemos destacar:i)Pérdida de la confianza en el progreso: a pesar de los progresos de la técnica seguía habiendo malas condiciones de vida, problemas sociales, etc. ii)Crítica del positivismo y desconfianza en la razón para entender el mundo. Se trata de entender y afrontar la vida con la voluntad, el sentimiento y la intuición más que con la razón. A ello contribuyeron la obra de pensadores como Schopenhauer y Kierkegaard (la existencia humana es dolor y angustia), Nietzsche (exaltación de los impulsos vitales sobre la razón), Bergson(reivindicación de la intuición para penetrar en lo real) y Freud(los verdaderos instintos -el amor y la muerte- sehallan reprimidos en el interior del ser humano). iii)Crisis religiosa: la sociedad se hace cada vez más laica. c) Contexto literario: En torno a 1910 dos movimientos literarios han alcanzado ya su máximo desarrollo: Modernismo y Generación del 98. Ambos movimientos surgen como reacción contra la cultura y las Letras del siglo XIX, y revelan –cada uno a su modo- la insatisfacción del escritor ante el mundo. Modernismo y 98 son en palabras de Federico de Onís: “formas hispánicas de la crisis universal de las letras y del espíritu que se manifiesta en todos los aspectos de la vida”. Eran “gente nueva” con una nueva estética que rompía con la del siglo XIX; todos abogaban por una profunda renovación lingüística que traería nuevas posibilidades expresivas, y adoptaron también una postura crítica ante las normas sociales y la situación política. Entre ambos movimientos podría inferirse un denominador común: la época y dos talantes diferenciados: un talante más estético, centrado enla forma (el Modernismo) y el otro con un talante político e ideológico, más preocupado por el contenido (la Generación del 98). Las características de ambas corrientes quedan resumidas en el siguiente cuadro:


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>