Las ideas son cosas


Pertenece A la salida de la caverna. Se insiste de nuevo en la fuerza que hay Que emplear para que el prisionero participe en su liberación, y en El sufrimiento que ese proceso de causa.
Por eso no se le puede “soltar”. Si así fuera, volvería atrás. Interpretando la Alegoría podríamos afirmar que esa fuerza representa la Labor educadora de los filósofos, ya que sin las obligaciones que Ellos impongan, el hombre no querrá abandonar su ignorancia.

La Situación del prisionero empeora al obligarle a salir de la caverna Y mirar al sol. Salir es difícil ya que es necesario coronar una “escarpada y empinada cuesta”, que representa cómo el paso Del conocimiento sensible (interior) al de lo inteligible (exterior) Es dificultoso. En este caso se trata del costoso y difícil tránsito De la opinión (doxa) al conocimiento (episteme) y del mundo sensible Al mundo inteligible, en el que encontramos también dos etapas y, Por tanto, dos niveles de pensamiento teórico. El primero representa El tiempo durante el cual el prisionero, puede mirar las sombres y Reflejos al aire libre, pero no puede mirar los objetos reales, y el Segundo por el proceso gradual mediante el cual es capaz de ver las Estrellas y la luna y finalmente el sol. La primera etapa corresponde A la actividad del pensamiento Discursivo o dianoia, y el segundo a la Inteligencia o noesis (ciencia suprema).

Quien ha Vivido en la penumbra necesitará avanzar poco a poco hasta Acostumbrar los ojos a la visión externa. La habituación permitirá Poder mirar primero las sombras de los seres naturales y sus reflejos En el agua. Ambos representas los seres inteligibles de nivel Inferior. Segundo los seres naturales (incluido el cuerpo humano), Esto es, las Ideas de seres naturales y artificiales. Tercera los Astros, la luna y el cielo durante la noche y, después, durante el Día, que representan los seres inteligibles más elevados. La luna Quizás representa la idea de Justicia o de Belleza. Cuarto el sol Directamente (la Idea del Bien). El ser por excelencia el Bien.

Después De conocer el sol, el prisionero llega a dos conclusiones: la primera Es ontológica; el sol, es causa de toda la realidad. El conocimiento Supremo consiste en la comprensión de que el Bien es el fundamento De todo lo real. La segunda es epistemológica, ya que causa y hace Posible el conocimiento.

1. Contexto filosófico y cultural: La filosofía nace en Grecia en Torno al siglo VI a.C. Con el famoso paso del “mito al logos”, Favorecido por la peculiar concepción de la religiosidad griega Donde no había libros sagrados ni dogmas de fe. Las prácticas Religiosas estaban muy vinculadas a la vida pública debido a que las Adivinaciones y profecías de los oráculos determinaban cuestiones De vital importancia para los griegos. Sin embargo, los oráculos Coexistían con otro tipo de prácticas religiosas de carácter Privado en las que únicamente podían participar los iniciados, los Cultos mistéricos. El orfismo es un culto de tipo mistérico que Pregona la inmortalidad y la transmigración de las almas influían en El pensamiento de Platón. En escultura, el arte clásico, rige el Ideal del orden, la serenidad y la racionalidaddará paso al arte Helénico que expresará movimientos violentos y el sufrimiento Humano. En arquitectura, destaca en Atenas la reconstrucción de la Acrópolis a cargo de Fidias e Ictino, y que en el Partenón Encuentra su obra más emblemática. En literatura, la tragedia Evolucionará desde los héroes de Esquilo y Sófocles, heroicos en La desgracia, a los posteriores de Eurípides, más humanizados,En Cuanto al contexto filosófico, podemos destacar las influencias Presocráticas de: Heráclito, del que tomará la visión dinámica De la realidad para su realidad sensible; Parménides, que con la Concepción del “Ser” sentaría las bases para la Idea o Realidad inteligible platónica; Pitágoras, del que tomará la Importancia de las matemáticas y sus ideas sobre la inmortalidad y Transmigración del alma; y Anaxágoras, que con su idea de que todo Es conducido por una inteligencia superio . Clasificación de la obra De Platón: 1. Diálogos socráticos de juventud (obras apología de Sócrates y protagoras) 2.Diálogos de transición. (gorgias y el menón) 3. Diálogos de madurez (el banquete, la república) 4. Diálogos Críticos (Parménides y el político) 5. Últimos diálogos (timeo y las Leyes9. La obra de Platón no es una serie de libros sistemáticos, sino diálogos que resumen a menudo las discusiones mantenidas en la Academia. Muchas de sus teorías van acompañadas de un lenguaje Mítico y literario.

Metafísica DE Platón : Platón pretendía diseñar un modelo de gobierno y Ciudad justo, pero para eso era necesario saber qué era la Justicia. Sócrates había utilizado la inducción para hallar lo universal (definiciones universales), pero para Platón lo universal no podían Ser meras definiciones, sino entidades similares a los objetos Matemáticos con las que trabajaban los pitagóricos. A estas Entidades las llamará Ideas. Dualismo ontológico: el mundo de las Ideas y el mundo sensible En consonancia con esto, Platón propone la Existencia de un doble ámbito en la realidad (dualismo ontológico): El mundo inteligible o mundo de las Ideas, y el mundo sensible, tal y Como se refleja en el “mito de la caverna”. El mundo de las Ideas (exterior de la caverna) es el mundo verdaderamente real, distinto, Anterior y separado del mundo sensible (interior de la caverna), Captable sólo por la inteligencia, y en el que se ubica lo Permanente (como el círculo, la idea de círculo). El mundo Sensible, que es el que captamos a través de los sentidos, no es más Que una copia del mundo de las Ideas, una apariencia en constante Devenir. Por consiguiente, la reflexión de Platón sobre el ser, es decir, su ontología, abarcará una teoría de las Ideas (mundo de Las Ideas) y una cosmología (mundo sensible). Este dualismo Ontológico (mundo de las Ideas y mundo sensible) va a impregnar toda Su filosofía. A. Las Ideas Por Ideas no entiende Platón un Contenido del entendimiento, algo que sólo exista en la mente, sino Entidades extramentales que tienen existencia objetiva. Estas Ideas Reúnen los caracteres del ser de Parménides, de manera que son:  Inmutables, eternas, simples, únicas y encierran el verdadero ser de Las cosas (su esencia)
Además, sólo pueden ser captadas por el Entendimiento. Sólo ellas, y no los objetos sensibles, existen Verdaderamente.  Las Ideas son las causas formales y finales de Las cosas: causas formales, porque serían las responsables del Carácter de una cosa en general, es decir, de lo que las cosas Verdaderamente son, de su esencia; y causas finales, porque las cosas Tratan de ser Ideas, dado que tienden a ellas. A. Las Ideas Por Ideas No entiende Platón un contenido del entendimiento, algo que sólo Exista en la mente, sino entidades extramentales que tienen Existencia objetiva. Estas Ideas reúnen los caracteres del ser de Parménides, de manera que son:  Inmutables, eternas, simples, únicas y encierran el verdadero ser de las cosas (su esencia)  Además, sólo pueden ser captadas por el entendimiento. Sólo ellas, Y no los objetos sensibles, existen verdaderamente.  Las Ideas son Las causas formales y finales de las cosas: causas formales, porque Serían las responsables del carácter de una cosa en general, es Decir, de lo que las cosas verdaderamente son, de su esencia; y Causas finales, porque las cosas tratan de ser Ideas, dado que Tienden a ellas. B. Jerarquía del mundo de las Ideas El mundo de las Ideas alberga Ideas de los seres físicos, Ideas matemáticas y También Ideas morales y políticas a las que han de acomodarse tanto La conducta individual como la organización de la sociedad; por Tanto, el conocimiento de las Ideas sirve para conocer las esencias, Pero también para orientar el comportamiento moral. Pero para Platón Este mundo no es un conglomerado de ideas inconexo, sino que Constituye un sistema en el que todas las Ideas se ensamblan y Coordinan, en una gradación jerárquica en cuya cúspide está la Idea del Bien. Cada Idea participa de las situadas en un plano Superior.

1. Por encima de todas estaría la «Idea de Bien». 2. En segundo Lugar, las Ideas de «Ser», «Uno», «Belleza» y «Justicia» (a Veces estas Ideas aparecen ocupando el lugar de la Idea de Bien, y Diferenciadas de las demás). 3. En tercer lugar, las Ideas Matemáticas (tales como la de «Igualdad», «Desigualdad», «Unidad», etc.). 4. En último término, las Ideas correspondientes A entidades sensibles; Platón duda de la existencia de este último Grupo formado por Ideas tales como «Caballo», «Agua», «Pelo», Etc.; sin embargo, en el Parménides parece que acaba aceptando su Existencia.

C. El mundo sensible El mundo sensible es el mundo inmediato que nos es Dado a través de los sentidos. Las cosas del mundo sensible son Perecederas, cambiantes y compuestas de partes. No tienen verdadero Ser, sino que están en un permanente devenir. Sin embargo, y puesto Que podemos hablar de este mundo, algún tipo de ser sí que tendrán (no son una pura nada); pues bien, el ser que tienen las cosas Sensibles le viene dado de las Ideas. Y, si las Ideas no dependían En su ser de los seres físicos, estos, y por lo tanto el mundo Sensible, físico, sí que depende de ellas Esta Relación entre los dos mundos la describe Platón con los términos Metafóricos de imitación, participación, presencia o finalidad: 1. Participación (méthesis): las cosas sensibles participan de las Ideas en un sentido similar a como la imagen del espejo participa del Ser del cual es reflejo. Es decir, las cosas sensibles toman de las Ideas su ser o su forma. 2. Imitación (mímesis): el mundo sensible Ha sido hecho por el Demiurgo imitando las Ideas. La imitación pone El acento en que las Ideas son modelos, paradigmas que las cosas Pretenden imitar, a los cuales quieren acercarse, sin conseguir Igualarlos plenamente jamás. 3. Presencia (parousía): si la cosa Sensible tiene un cierto ser, si podemos considerar que es tal cosa (por ejemplo, una vaca) es porque hay algo de la Idea en la cosa Sensible; de algún modo, la Idea está presente en ella como Esencia. 4. Finalidad (teleiosis): Las Ideas son la causa última de Las cosas; las cosas tratan de ser Ideas, tienden a ellas, por lo que Las Ideas son su fin. Y el fin último de todo el cosmos es la Idea Del Bien, es decir, todas las cosas tienden al bien, imitan su Perfección. Esta concepción que Platón tiene del cosmos es Teleológica.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>